Colombia ausente en tres copas

COLOMBIA

Luego de una ausencia de tres años en las últimas Copas Mundiales de Fútbol, Colombia vuelve a la carga al gran evento que se inicia el 12 de junio, en Brasil, donde 32 naciones se disputarán la corona.

La selección de Colombia vuelve a ganarse un hueco en la élite y lo hace con la generación de jugadores más ilusionante con la que ha contado el país en las dos últimas décadas. Valderrama, Asprilla, Higuita y compañía ya tienen herederos en Falcao, James Rodríguez, Jackson Martínez, Teo Gutiérrez, Quintero, Guarín, Cuadrado. Una larga lista de buenos jugadores con una deslumbrante acumulación de talento en las posiciones de ataque. La selección colombiana fue uno de los 16 equipos participantes de la Copa Mundial de Fútbol de 1962, que se realizó en Chile. Luego de superar en la llave eliminatoria 3 a la selección del Perú, Colombia accedió por primera vez a una Copa Mundial de Fútbol. Curiosamente los organizadores chilenos escogieron la norteña ciudad de Arica como sub sede, convencidos de la segura clasificación del Perú, que vendría con su hinchada por su cercanía a la frontera con Perú y le traería beneficio financiero, y finalmente el clasificado fue Colombia que le quitó el pasaje al Perú. Todos los partidos de Colombia en el Grupo A, junto a Unión Soviética, Yugoslavia y Uruguay, tuvieron lugar en el Estadio Carlos Dittborn de Arica.

El debut ante Uruguay fue con derrota 1-2. No obstante, cuatro días después, Colombia igualó 4:4 con la Unión Soviética, en uno de los partidos históricos jugados por la selección. Allí, el volante Marcos Coll, marcó el único gol olímpico en la historia de los mundiales, al arquero Lev Yashin, conocido como la “araña negra”. Colombia cerró su participación en el Mundial al caer goleada, de forma contundente, 0-5 ante Yugoslavia. El jugador más destacado en ese torneo fue Delio Gamboa, conocido por la afición colombiana como “Maravilla”.

El mérito de Pékerman ha sido lograr el equilibrio entre orden y talento, entre la imaginación y la improvisación y alegría con la que viven el fútbol con el sentido táctico necesario para manejarse al más alto nivel. Es una selección tan aparente como efectiva, que te llena los ojos con fútbol. Lo demostró en la fase de clasificación, donde sólo pudo ser superada por Argentina.

Camino a Brasil. Si bien Colombia rescató cuatro de los primeros seis puntos en disputa, la caída como local ante Argentina en su tercer compromiso del clasificatorio marcó el punto final del ciclo de Leonel Álvarez.