Colombianos abandonan Venezuela ante crisis fronteriza

Centenares de colombianos iniciaron un éxodo voluntario hacia su país en medio de la crisis fronteriza generada, fuente externa
Centenares de colombianos iniciaron un éxodo voluntario hacia su país en medio de la crisis fronteriza generada, fuente externa

Caracas, Venezuela. Centenares de colombianos iniciaron un éxodo voluntario hacia su país en medio de la crisis fronteriza generada luego de que las autoridades venezolanas decidieron cerrar de manera indefinida los pasos fronterizos en el estado suroccidental de Táchira y declarar un estado de excepción en algunos municipios de esa zona tras el ataque que sufrieron tres militares y un civil cuando realizaban actividades de combate al contrabando.

El presidente colombiano Juan Manuel Santos exigió consideración por sus compatriotas y dijo que “todo ser humano aun si estuviera en un país sin todos los papeles legales  merece ser tratado con respeto y dignidad, y merece un debido proceso. Y eso es lo que vamos a exigir”.

En su concepto, “allanar las viviendas, sacar a la fuerza a los habitantes, separar las familias, no dejarles sacar sus pocos bienes y marcar las casas para luego demolerlas, son procedimientos totalmente inaceptables y recuerdan episodios amargos de la humanidad que no pueden repetirse”.

“Lo que más nos preocupa, por supuesto, lo que es absolutamente intolerable, es el maltrato a nuestros compatriotas, y la afectación a la población en la zona de frontera”, afirmó.

Por su parte, su homólogo venezolano Nicolás Maduro le respondió desde su programa de televisión “En Contacto con Maduro” diciendo: “El presidente Santos tiene el tupé hoy de decir que pide respeto para los colombianos.

¿Quién irrespeta a los colombianos? ¿Los que los expulsan de su país, lo que nos les dan vivienda, los que no le dan trabajo, los que no le dan educación? O los venezolanos que tenemos 5.600.000 (colombianos) aquí. Aquí estudian, aquí trabajan”.

El gobernante atribuyó los comentarios de Santos a que está siendo engañado por los medios colombianos El Tiempo, la revista Semana y la televisora Caracol, a los que acusó de odiar a Venezuela y de mentir, y dijo que llamaría a par colombiano y le mandaría un enviado especial para llevarle las pruebas de lo que está pasando en la frontera.

“El gobierno colombiano no condena el paramilitarismo, el secuestro, el esclavismo sexual, el asesinato, el intento de asesinato de militares venezolanos, ¿Por qué? Es un debate”, señaló Maduro agregando que en la reunión que tendrán las cancilleres el miércoles en Cartagena su gobierno exigirá la definición de soluciones de los problemas fronterizos.