Colombianos eligieron presidente sin violencia y con proceso de paz con FARC

COLOMBIA-ELECTION-VOTE-SECURITY

BOGOTÁ. Los colombianos votaron por presidente este domingo en unos comicios sin violencia que el mandatario Juan Manuel Santos convirtió en un referendo sobre el proceso de paz con las FARC ante la oposición a ese diálogo de su mayor rival, el derechista Óscar Zuluaga.

La jornada, que transcurrió en medio de una tregua electoral de la guerrilla, concluyó a las 16H00 locales (21H00 GMT) tras ocho horas de votación. “Vivimos la jornada electoral más segura de la historia reciente”, proclamó el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón. La autoridad electoral prevé completar el 90% del escrutinio hacia las 20H00 locales (01H00 GMT).

Tras una campaña cargada de acusaciones mutuas de guerra sucia, Santos y Zuluaga, aliados en el pasado, dominaban hasta hace ocho días la intención de voto en las encuestas, pero ninguno superaría el 50% de las preferencias, lo que obligaría a una segunda vuelta el 15 de junio.

Santos, un liberal de centroderecha de 62 años, en el poder desde 2010, pidió el respaldo para concluir en los próximos cuatro años su principal obra de gobierno: el proceso de paz que lleva a cabo en Cuba desde noviembre de 2012 con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, comunistas), la mayor guerrilla del país con unos 8.000 combatientes y que el 27 de mayo cumplirá 50 años de lucha armada.

El jefe de Estado votó a primera hora acompañado de su familia. “Salgan a votar temprano (…), sea quién sea el que gane, para que este país siga por buen camino y encuentre esta paz tan añorada”, dijo Santos.

Con una popularidad del 38%, Santos enfrenta la dura oposición de Zuluaga, un derechista de 55 años apadrinado por el exmandatario Álvaro Uribe que promete condicionar el diálogo a un cese unilateral del fuego por parte de los rebeldes.

“Está en juego qué tipo de país queremos”, dijo Zuluaga, quien votó en el norte de Bogotá, también en compañía de su familia. La afluencia de votantes fue irregular en varias partes de la capital. El voto en Colombia es voluntario y la abstención ronda históricamente el 50%.

“Se necesitan unos acuerdos de paz (…), así esa plata que se invierte en la guerra, se puede invertir en otros problemas”, dijo a la AFP María Paula Erazo, una estudiante de 20 años que votó en la Plaza de Bolívar.

Zuluaga recogió la bandera de lucha de Uribe, el popular exmandatario (2002-2010) y ahora senador electo que encabeza la oposición a Santos, su exministro de Defensa, a quien acusa de haberlo traicionado por entablar negociaciones con la guerrilla. “Voto por Zuluaga para que Colombia recupere el sendero de seguridad abandonado por el actual gobierno”, dijo Uribe a la prensa tras emitir su voto.

Los otros candidatos, la conservadora Marta Lucía Ramírez, la izquierdista Clara López y el independiente Enrique Peñalosa -favorables al actual proceso de paz- marchaban rezagados en los sondeos de intención de voto.

Peñalosa, exalcalde de Bogotá, pidió a los votantes que elijan una “política distinta”, la candidata conservadora llamó a terminar con el “clientelismo” político para crear un “país diferente”, y la aspirante de la izquierda instó a generar un “cambio en Colombia”.