Colombianos ponen fin a 52 años conflicto armado

Los actores del proceso de paz en Colombia figuran entre los favoritos para el Premio Nobel de la Paz de este año
Los actores del proceso de paz en Colombia figuran entre los favoritos para el Premio Nobel de la Paz de este año

Cartagena (Colombia)
EFE
El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y el líder de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, alias “Timochenko”, firmaron ayer un anhelado acuerdo de paz que pone fin a un conflicto armado que causó en los últimos 52 años al menos 220,000 muertos y casi siete millones de desplazados. Frente a las murallas de la caribeña Cartagena de Indias, a orillas del del mar Caribe, Santos y “Timochenko” anunciaron ante unos 2,500 invitados, entre ellos 15 gobernantes y el rey Juan Carlos, la paz con la que termina la guerra de guerrillas más antigua del continente. “Al terminar este conflicto, termina el último y el más viejo conflicto armado del Hemisferio Occidental. ¡Por eso celebra la región y celebra el planeta!, porque hay una guerra menos en el mundo y es la de Colombia”, afirmó un Santos vestido de blanco y arropado por los aplausos del público y una amplia presencia internacional. La histórica firma se concretó tras casi cuatro años de negociaciones celebradas en la Cuba de los hermanos Castro, que en los años 60 y 70 fueron un apoyo de las guerrillas de inspiración marxista-leninista, como las FARC, y que jugaron un papel fundamental en estos diálogos.
En el acto , Raúl Castro, estuvo sentado en una tarima principal junto a los dignatarios invitados, entre ellos el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, así como “Timochenko”, todos vestidos de blanco.
La emotiva ceremonia se inició con el ingreso de Santos, quien, acompañado por dos niños, se subió al escenario con una llave con la que abrió dos puertas gigantes instaladas en el centro la tarima y de las cuales salieron los invitados especiales. La apertura solemne corrió por cuenta de la banda musical de Baraona, un coro infantil que cantó el himno de Colombia.
El acto central, tuvo lugar cuando las dos partes firmaron la paz con un “balígrafo”, balas convertidas en bolígrafos para la ocasión. Santos comenzó por dar la bienvenida a las FARC a la democracia y celebró su paso a partido político. “Señor Rodrigo Londoño y miembros de las FARC- hoy, cuando emprenden su camino de regreso a la sociedad; cuando comienzan su tránsito a convertirse en un movimiento político, sin armas; siguiendo las reglas de justicia, verdad y reparación contenidas en el Acuerdo, como Jefe de Estado, de la patria que todos amamos, les doy la bienvenida a la democracia”, afirmó el gobernante. El jefe de Estado enfatizó que “cesó la horrible noche de la violencia.