Colorantes pueden ayudar a detectar células con cáncer

Colorantes pueden ayudar a detectar células con cáncer

Era una operación de rutina para extirpar un tumor, hasta que los médicos apagaron la luces y el pecho del paciente empezó a emitir un resplandor. Un sector sobre el corazón adquirió un tono mezcla de rosado y púrpura. También hubo un centelleo en un pulmón.
Eran tumores cancerígenos escondidos, revelados por una sustancia fosforescente, un método que podría cambiar la forma en que se hacen las operaciones de cáncer.
La cirugía ha sido desde hace tiempo la mejor forma de curar el cáncer. Si el mal reaparece, es casi siempre porque quedaron algunas células cancerígenas que no fueron detectadas. Pero no hay forma para que un cirujano sepa lo que es cancerígeno y lo que no. Ahora se están ensayando colorantes que hacen que las células cancerígenas se iluminen y den al paciente más posibilidades de sobrevivir. «Es como tener una visión biónica», comentó el doctor Sunil Singhal, de la Universidad de Pensilvania. «Podemos estar seguros de que no sacamos demasiado ni muy poco».
Las tinturas son experimentales, pero se progresa rápidamente. Hay dos que la Administración de Alimentos y Medicinas podría aprobar pronto. «Consideramos que esto es muy importante. Las vidas de los pacientes van a mejorar por esto», sostuvo Paula Jacobs, experta del Instituto Nacional de Cáncer. Singhal empezó a trabajar en esta técnica hace una década, cuando se le murió una paciente a la que pensó que le había extraído todo el tumor del pulmón. Estaba recostado junto a su bebé, viendo calcomanías fosforescentes.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas