Columbia crea archivo sobre hispanos en NY, donde la inmigración dominicana creció significativamente en el siglo XX

NEW YORK, (AP).- La historia de los hispanos en Nueva York es también la historia de la ciudad y la Universidad de Columbia se dispone a documentarla. La institución académica anunció el jueves la creación de un archivo para recopilar documentos, videos, cartas, fotografías y manuscritos sobre los hispanos y las organizaciones hispanas de la urbe, a partir de cualquier época.

El nuevo tesoro se llamará “Latino Arts and Activism Archive” y sus administradores incluirán en él material no publicado hasta ahora que sea significativo como recurso de investigación.

La idea es no perder acceso a un legado para generaciones futuras, aseguró la puertorriqueña Frances Negrón-Muntaner, directora del Centro para el Estudio de Etnicidad y Raza en la Universidad de Columbia y creadora del archivo.

“La gente piensa que los latinos no tienen historia en Estados Unidos. Creo que el archivo es un arma poderosa para contrarrestar esa idea”, expresó. “Si este material no se preserva, se perderá”.

El archivo ya ha sido empezado con la adquisición de los documentos, fotografías y videos del activista y escritor puertorriqueño Jack Agüeros. El hispano, quien en la actualidad sufre alzhéimer y cumplirá 78 años en septiembre, fue vicecomisionado de la Agencia de Desarrollo Comunitario de la ciudad y director del Museo del Barrio desde 1977 hasta 1986.

La iniciativa del archivo fue bienvenida entre los activistas hispanos de la ciudad, aunque algunos dijeron que ya era hora de que un proyecto así se pusiera en marcha. Angelo Falcón, presidente del Instituto Nacional de Políticas Latinas, dijo que el archivo demuestra el crecimiento de la población hispana y representa un reconocimiento al papel que juegan hoy en día los latinos.

“Debido al crecimiento de los hispanos aquí, el tener este recurso y entender nuestra historia es algo importante para la gente joven y para nuestros investigadores”, dijo Falcón, quien destacó, sin embargo, que Columbia cuenta con muy pocos profesores latinos. Más de 2,3 millones de hispanos viven en la ciudad de Nueva York, según cifras del censo.

En la segunda mitad del siglo XIX muchos exiliados cubanos y puertorriqueños hicieron de Nueva York su casa, para dar paso en el siglo XX a más inmigración boricua, cubana y dominicana, y en las últimas décadas, mexicana. José Calderón, presidente de la Federación Hispana, con sede en la ciudad, opinó que cualquier proyecto que preserve las contribuciones que los hispanos hacen es algo que merece la pena, aunque aseguró que se necesitan más esfuerzos similares. “No estamos lo suficientemente reconocidos”, indicó.

“Dada la importancia de nuestra comunidad socialmente, culturalmente, políticamente, la realidad es que aún somos una comunidad olvidada en algunos niveles. Necesitamos explicar nuestra propia historia”.

El proyecto verá la luz debido a la colaboración entre Negrón-Muntaner y la Biblioteca de Libros Raros y Manuscritos de la universidad, donde se ubicará el archivo. Negrón-Muntaner dijo que está en negociaciones para adquirir el material de otros destacados hispanos pero que aún no podía revelar quienes hasta que se finalicen los acuerdos.

El Centro de Estudios Puertorriqueños de Hunter College (que forma parte de la Universidad de la Ciudad de Nueva York) preserva material sobre la comunidad puertorriqueña y el Instituto de Estudios Dominicanos de City College sobre la dominicana.

El archivo de Columbia incluirá material sobre hispanos de todas las nacionalidades, dijo la experta. Marcel Agüeros, hijo de Jack Agüeros, dijo estar entusiasmado con la idea de que Columbia preserve el legado de su padre y otros hispanos y organizaciones hispanas.

El trabajo de investigación que hizo Agüeros sobre el revolucionario y escritor cubano José Martí y sobre la poetisa boricua Julia de Burgos forma parte del archivo. “Mi padre no hablaba mucho sobre su pasado. Tengo muchas preguntas que desearía haberle hecho”, dijo Marcel Agüeros. “Creo que este archivo es el mayor tributo que se le puede hacer”.