Combates dejan 150 muertos en barrio capital Siria

BEIRUT, Líbano. Intensos enfrentamientos entre el ejército sirio y rebeldes que intentan romper un sitio en los suburbios de Damasco han dejado al menos 150 muertos de ambos bandos en dos días de lucha, dijeron ayer activistas.

Las fuerzas leales al presidente sirio Bashar Assad han sitiado durante meses baluartes rebeldes en la zona de Guta, al este de Damasco, donde han impedido el ingreso de alimentos, agua potable, medicinas y otros suministros en un intento por aplastar a la resistencia. La táctica, que según activistas ha provocado hambre, ha contribuido a que los efectivos gubernamentales capturaran en el último mes varias zonas bajo control rebelde en las puertas de Damasco.

La ofensiva del gobierno en las afueras de la capital coincide con los avances de las fuerzas de Assad en los alrededores de la ciudad de Alepo así como con una nueva operación militar contra la región montañosa de Qalamun, al norte de Damasco.

Las recientes victorias han inclinado la coyuntura del conflicto a favor de Assad y dado al gobernante sirio mayor peso en las conversaciones de paz programadas que Estados Unidos y Rusia pretenden que se concreten para poner fin a la guerra civil.

La intensa lucha en la región oriental de Guta comenzó el viernes cuando varios grupos rebeldes atacaron a las fuerzas del gobierno, de acuerdo con el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, y un activista que se encuentra en Qalamun. El activista solicitó el anonimato para hacer declaraciones a la prensa por temor a represalias del gobierno.