Combates dejan 59 muertes en Irak

http://hoy.com.do/image/article/303/460x390/0/943735B8-E0B9-4F7E-8AB0-99C999B38B37.jpeg

Bagdad (EFE).- Al menos 59 personas perdieron la vida y otras decenas resultaron heridas ayer, en una nueva jornada de violencia que sacudió diferentes zonas de Irak, al tiempo que el Ejército estadounidense anunció la muerte de cuatro de sus soldados.

El más sangriento de los sucesos dejó 17 personas muertas y otras 20 heridas, en un atentado suicida esta mañana contra un centro de reclutamiento policial de la ciudad de Baquba, capital de la provincia de Diyala, unos 65 kilómetros noreste de Bagdad,  Según fuentes policiales, el ataque fue perpetrado por una mujer que detonó el cinturón de explosivos que llevaba adosado al cuerpo en medio de un nutrido grupo de nuevos reclutas.

Casi siete horas después, en esa misma provincia, tres niños murieron y otras ocho personas resultaron heridas en ataques con mortero a la zona de Bani Saad, informaron responsables locales.  “Los tres niños perdieron la vida por el estallido de varios proyectiles de mortero que impactaron en viviendas de la aldea de Al Chaima, próxima a la ciudad de Bani Saad”, informó a Efe Said al Hachemi, presidente del Consejo Municipal de esa localidad.

Según su relato, más de 32 bombas de mortero fueron lanzadas por desconocidos contra diferentes lugares de Bani Saad, en la que también resultaron heridas ocho personas, entre ellas dos mujeres.

Asimismo, cinco soldados iraquíes murieron por el estallido de un artefacto explosivo al paso de la patrulla en que viajaban, en la localidad de Al Meqdadiya, 45 kilómetros al norte de Baquba, informó la agencia iraquí de noticias Asuat Al Irak.

Por otra parte, dos presuntos rebeldes murieron mientras cargaban un mortero para atacar una base estadounidense cerca del área de Yatrib, unos 70 kilómetros al norte de la capital.

Bagdad, como ya es algo cotidiano, fue escenario de un atentado con coche-bomba, esta vez en el céntrico barrio de Yadiriya. La explosión acabó con la vida de al menos tres civiles.  Entretanto, el mando norteamericano informó de la muerte de cuatro soldados y tres civiles iraquíes en un enfrentamiento entre supuestos insurgentes y tropas estadounidenses en el barrio bagdadí de Al Fadl.

Los combates se desataron cuando tropas iraquíes y estadounidenses realizaban una redada en esa zona, precisó una nota, que agregó que un helicóptero norteamericano que participó en esa operación se vio forzado a regresar a su base tras ser tiroteado por los rebeldes.

   Anteriormente, testigos presenciales y la policía iraquí habían afirmado que un helicóptero estadounidense se estrelló en Al Fadl, tras ser derribado por fuego enemigo.

   En la ciudad de Faluya, ubicada en Al Anbar, el principal feudo insurgente árabe suní del país, cuatro civiles perdieron la vida en un enfrentamiento entre una patrulla estadounidense y rebeldes.

   Por su parte, la policía halló un total de 12 cadáveres de personas asesinadas a tiros en diferentes lugares de esa ciudad, informaron portavoces de los cuerpos de seguridad.

   Cinco de los cuerpos pertenecen a hombres que habían sido detenidos por la policía hace cinco días, precisaron las fuentes, que también dijeron que uno de los dirigentes del Partido Islámico de Irak, árabe-suní, fue abatido por desconocidos en un barrio de Faluya.

   Asimismo, esta mañana, el ejército estadounidense informó en un comunicado de que sus soldados abatieron a un presunto rebelde en un combate en la ciudad de Hadiza, también situada en Al Anbar.