Comentan situación afecta a los cabidldos

POR LLENNIS JIMÉNEZ
Con déficit económico, una dependencia cada vez más directa del poder Ejecutivo, sin capacidad para elevar sus recaudaciones internas y muchas de sus facultades traspasadas a otras instituciones estatales, encuentra el Día de los Ayuntamientos a la mayoría de estos gobiernos locales.

Sin embargo, dentro de la celebración una serie de actividades pautadas para este lunes, cuando se hará la celebración principal, los ayuntamientos lucharán por dotarse de recursos económicos para hacerse más eficientes frente a los reclamos de los ciudadanos.

El primer intento de las autoridades municipales para hoy, a las 11:00 de la mañana de hoy, con motivo de la conmemoración, es depositar ante la Cámara de Diputados el anteproyecto de Ley Municipal, con el que persiguen fortalecer su autonomía administrativa.

La Federación Dominicana de Municipios (FEDOMU) y la Liga Municipal Dominicana (LMD) se aprestan a someterles la pieza a los legisladores.

La incapacidad del personal administrativo, los graves problemas para enfrentar la deficiente estructural, gerencial y organizacional, son otras de las limitaciones que le impiden a muchas de las sindicaturas darle pronta y oportuna respuesta a las demandas de la población.

El primer Centro de Investigación y Capacitación Municipal (CICMU), de reciente creación, se suma a las instituciones cuestionadoras del trabajo de los ayuntamientos, a los que considera que requieren capacidad para mejorar la calidad de vida de vida de la gente de sus comunidades.

Francisca Canela, presidente del CICMU, entiende que el problema de los ayuntamientos está en la ausencia de planes estratégicos y de desarrollo institucional, así como la deficiencia de sistemas de registro e información financiera.

Afirma que los ayuntamientos ameritan aprendan a formular perfiles de proyectos que contribuyan a fortalecer sus acciones, con la participación directa de la ciudadanía.

Mientras que los ayuntamientos del Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo no acaban de ponerse de acuerdo sobre la forma como deberán manejar los servicios mancomunados que heredaron del gran Santo Domingo, principalmente, por las distorsiones que presenta la Ley 166-03.

Este marco legal, tan confuso como inexacto, mantiene a dos ayuntamientos de la provincia Santo Domingo -Santo Domingo Norte y Boca Chica- enfrentados con el del Distrito Nacional, debido a que no se ponen de acuerdo sobre los bienes muebles e inmuebles que les corresponden.

El conflicto surge porque la ley no establece de manera precisa los bienes que le corresponde a cada demarcación, los que como el vertedero de Duquesa, en Santo Domingo Norte, no se termina de decidir si a pesar de administrarlo Daniel Carvajal Lois, síndico de esa jurisdicción, ejerce autoridad en el Roberto Salcedo, síndico del Distrito Nacional, por ser el director ejecutivo Consejo Directivo del recinto.

Ningún ayuntamiento del país dispone de recursos económicos para construir rellenos sanitarios con criterios científicos y muchos menos, generar recursos de sus fuentes propias para pagar la recogida de la basura y el pago de su personal. Además, año tras año, los ayuntamientos se ven precisados a obtener préstamos para cumplir con el pago del salario número trece a sus empleados, a finales de diciembre.

PROGRAMAS

Una amplia agenda de actividades tiene previstas realizar este lunes los ayuntamientos junto as FEDOMU y la LMD, comenzando a las 9:00 de la mañana con la colocación de una ofrenda floral en el Altar de la Patria.

Para las 12:00 del mediodía, el secretario de la LMD, Amable Aristy Castro, ofrecerá un almuerzo a los síndicos en el hotel V Centenario, donde pondrá a circular la revista “El Municipio”.

En horas de la tarde, FEDOMU contempla firmar varios convenios de cooperación con distintas instituciones, entre las que se destacan la Agencia de Cooperación Alemana, la LMD y el Consejo Nacional de Reforma del Estado (CONARE). El tema sobre presupuesto participativo y transparencia municipal será discutido a partir de las 4:00 de la tarde, en la VIII Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2005, en la Plaza de la Cultura.