Comentarios en breve
Ahí están los indicios…

http://hoy.com.do/image/article/475/460x390/0/C7D68404-88EB-4C0A-8329-9482AA1361BC.jpeg

Los indicios indican, según se ven a diario por doquiera, que son muchos los miembros de la Policía y los cuerpos castrenses que están vinculados a acciones del narcotráfico criollo. Es impresionante la cantidad de militares, de policías y de ex miembros de la DNCD, de los cuerpos castrenses  y de la Policía que figuran en las informaciones que se ofrecen sobre ingresos de drogas  y/o  protección de operadores domésticos del narco, nacionales y extranjeros. ¿Qué indica todo esto? En primer lugar, que no ha habido control de ningún tipo durante años. Y en segundo lugar, que la connivencia es larga, tanto como cualquiera pueda imaginar.

EL CHOQUE

M. Paredes

El bueno de Melanio Paredes, el preocupado secretario de Educación, está esperanzado en que recibirá los fondos consignados en el Presupuesto del 2010, y alguito más. Así él lo entiende y, más todavía, así lo necesita.

Diandino Peña

Pero quien no tiene dudas de que recibirá lo que le toque y algo más es el ingeniero Diandino Peña, el  constructor del Metro de Santo Domingo, quien está listo para iniciar la segunda línea. Claro, después de pagar lo que se debe de la primera.

EL PERSONAJE

Procurador general de la República

Dr. Radhamés Jiménez

Cuando una persona deposita unos chelitos en un banco o cuando cambia unos dolaritos, es obligada a llenar un formulario en el que se debe detallar, entre otras cosas, la procedencia del dinero. Pero cuando alguien comienza una torre de apartamentos, una plaza comercial o un puesto para vender vehículos de motor, o cuando alguien compra una finca de precio millonario, nadie, absolutamente nadie, averigua de dónde proceden los fondos ni se hurga en la historia personal del comprador. Por eso, el país está lleno de lavadores de fondos procedentes de actividades ilícitas que se hacen aquí y en el exterior. No sorprende, pues, que cada día la prensa venga con grandes titulares sobre nuevos  hallazgos. Somos un paraíso para el lavado de dinero. Las pruebas están al canto.