Comentarios en breve
Estampas dominicanas

Las edes del Estado andan escasas de dinero para pagar a  generadores pero no para sostener un personal super numerario. Bien se ve que el amiguismo y la política son factores  en la  ineficiencia del sistema. República Dominicana  sufre el síndrome del callejón sin salida. La inflación la evitan con restricciones monetarias que asfixian a productores y comerciantes. Pero si se dejara bajar las tasas sobrevendría una devaluación. A veces, los remedios pueden ser peores que la enfermedad. El 97% de los dominicanos no porta armas de fuego. Se acoge a lo que la PN haga por ellos para protegerlos. El debate sobre desarme no les va ni les viene.

El choque

Guillermo Guzmán Fermín

 Las estadísticas de las autoridades siempre conducen a la increíble conclusión de que la delincuencia “ha bajado o tiende a bajar” sin importar que por doquier la gente percibe que es todo lo contrario lo que está pasando.

Cesáreo Contreras

El fenómeno de la cuatrería en diferentes zonas del país es de espanto. Las verdaderas dueñas de ganado son unas cuadrillas que arrasan los hatos y hasta poseen carnicerías para vender lo robado en las ciudades.

El personaje

Director  de AMET

Rafael Bencosme Candelier

Una tarea harto difícil en este país es  lograr que los automovilistas respeten la ley. Ni siquiera el chorro de multas ahora  aumentadas que Amet levanta impide que las infracciones se cometan por  oleadas. Con frecuencia el irrespeto lo fomentan las propias autoridades que no mueven un dedo contra los motociclistas que se llevan el trofeo en eso de ignorar las señales de tránsito. También existe la epidemia de conducción temeraria de los choferes de la OMSA, campeones en exceso de velocidad y paradas incorrectas. Nuestra compasión para el jefe de Amet que ante tales excesos  no ha tenido más remedio que hacer un llamado a la moderación.