Comercio UE recompensa países pobres

http://hoy.com.do/image/article/283/460x390/0/38E40F64-1B50-4344-8924-5948D902AA8D.jpeg

POR TOBIAS BUCK EN BRUSELAS
Los países en desarrollo que implementen el protocolo de Kyoto y otros tratados internacionales sobre derechos humanos, normas laborales y el medio ambiente, serán recompensados con una carga de tarifas más ligeras, anunció ayer la Comisión Europea.

La CE elogió la promesa de acceso económico mejorado a los países que ratifiquen y apliquen los 27 “convenciones internacionales claves sobre desarrollo sostenible y buena gobernabilidad”, como ejemplo de aproximación bien definida a los asuntos extranjeros.

Dice: “Con frecuencia se habla del “poder suave” de la UE. Vemos en esta propuesta un buen ejemplo de cómo deseamos utilizar este poder suave. Queremos trabajar con incentivos”.

Las reglas nuevas, que se aplicarán a partir de enero de 2006, forman parte de una amplia reorganización del sistema mediante el cual la Unión concede preferencias comerciales a los países en desarrollo.

Las naciones en desarrollo que califiquen para el plan tienen que poner en vigor todas los cuerdos en 2008, pero los funcionarios dijeron que existe un “incentivo enorme” para hacerlo.

Los países  recibirán acceso libre de impuestos a cerca de 7,200 líneas de productos, incluyendo muchos productos sensibles como los agrícolas. El plan normal de preferencias, en contraste, solo le concede ese acceso al 40% de esta lista de productos.

La nueva disposición está dirigida solo a los países más pequeños con economías vulnerables y pobremente diversificadas.

Grandes exportadores como China, India, Rusia y Brasil no calificarán.

Los acuerdos implicados incluyen los que están contra el trabajo forzado, la discriminación racial y sexual, así como un acuerdo que defiende los derechos de los trabajadores a organizarse y negociar colectivamente.

La lista también menciona al protocolo de Kioto sobre calentamiento global, el protocolo de Cartagena, que se refiere a los organismos modificados genéticamente, y las convenciones sobre especies en peligro; la lucha contra las drogas y la transportación de desperdicios peligrosos.

La nueva UE tendrá otras dos categorías de preferencias comerciales: los 50 países más pobres del mundo podrán continuar importando todos sus productos libres de impuestos y cuotas a la UE; los países en desarrollo menos pobres tendrán acceso libre de impuestos a algunos productos, y tarifas más bajas para productos “sensibles”, como los agrícolas.

La CE también confirmó que las importaciones de textiles y ropa de China dejarán de tener acceso preferencial. Sin embargo, el señor Pascal Lamy, comisario de comercio de la UE, añadió que a la luz de la ventaja competitiva de China y sus bajos costos de producción, la medida es poco probable que afecte sus importaciones.

Los países, en general, estarán excluidos del plan de preferencias comerciales, si sus importaciones de la UE exceden 15% de los embarques de un producto determinado de los países en desarrollo.

TRADUCCION: IVAN PEREZ CARRION