Comisario europeo ve posible un acuerdo sobre el gas antes del 1 de junio

GERMANY-UKRAINE-RUSSIA-POLITICS-CRISIS-EU-GAS

Berlín. EFE.- El comisario europeo de Energía, Günther Oettinger, consideró posible que Rusia y Ucrania lleguen a un acuerdo sobre los suministros de gas y las cuentas por pagar antes del 1 de junio, tras los avances logrados hoy durante un encuentro trilateral en Berlín.  

“Todavía no estamos al otro lado, las dos partes tienen que hablar con su primer ministro o con su presidente y con la cúpula de Naftogaz”, el consorcio gasístico estatal ucraniano, dijo Oettinger, mediador entre las dos partes en el encuentro.

El Gobierno ucraniano tendrá que determinar su posición sobre la propuesta surgida de la reunión de hoy hasta el miércoles por la noche.

Pese a que Oettinger y el ministro ruso de Energía, Alexandr Novak, se mostraron optimistas, el ministro ucraniano, Yuri Prodan, mostró más escepticismo.

“Lo que hay sobre la mesa es una propuesta sobre la que tenemos que fijar nuestra posición hasta el miércoles en la noche. Ni más ni menos”, dijo Prodan.

El principio de acuerdo, que todavía debe ser ratificado por instancias más altas, contempla que el consorcio ucraniano Naftogaz pague el próximo jueves 2.000 millones de dólares al ruso Gazprom como parte de las facturas pendientes.

Luego, en junio, Naftogaz deberá pagar 500 millones de dólares más, aunque, según Oettinger, es posible que para ese momento ya se haya llegado a un acuerdo sobre el monto de la deuda total.

Hasta ahora el problema radicaba en que Rusia y Gazprom no estaban dispuestos a negociar sobre el precio del gas mientras la parte ucraniana no pagara la totalidad de las facturas pendientes.

Los ucranianos, por su parte, se negaban a pagar mientras no hubiera un acuerdo sobre el precio del gas, sobre el que hay grandes diferencias entre las dos partes.   “La parte rusa quería el pago de todas las facturas antes de hablar del precio. Con el pago de 2.000 millones, la parte rusa está dispuesta a empezar negociaciones sobre el precio para llegar a un precio aceptable para los partes”, explico Oettinger.

“Creo que un acuerdo es posible debido a la buena voluntad de las dos partes”, agregó.   Con tal acuerdo, según Oettinger, se aseguraría el suministro para Ucrania y para la UE, que podría seguir contando con la infraestructura ucraniana para la llegada del gas ruso.

El ministro ruso de Energía dijo, por su parte, que se había registrado un avance fundamental y agradeció a la Comisión Europea, que, según dijo, había apoyado la propuesta rusa para desatascar las negociaciones.

“Con el pago de los 2.000 millones el jueves estamos dispuestos a seguir negociaciones sobre el precio”, aseguró Novak.

Subrayó también que Rusia está dispuesta a cumplir todos los compromisos fijados en los contratos sobre suministros de gas a los europeos.

“La parte rusa hace todo para garantizar el suministro de gas a los usuarios europeos. Hemos cumplido nuestros compromisos. Esperamos que la parte ucrania cumpla con su parte”, dijo el ministro.

Novak subrayó además que los citados pagos son vistos por Rusia como adelanto de las facturas pendientes y que la posición sigue siendo la de que Ucrania tiene que pagar la totalidad de la deuda.

Prodan, a su vez, se mostró escéptico con respecto a un acuerdo rápido sobre el precio del gas y planteo que el mismo puede terminar siendo decidido por un tribunal de arbitraje.