¿Cómo catar una cerveza? Así lo recomienda el Supermercado Nacional

¿Cómo catar una cerveza? Así lo recomienda el Supermercado Nacional

Cerveza

Saborear una cerveza parece sencillo. Pero hay algunas claves para que el gusto, el olfato y la vista potencien la experiencia.

Catar una cerveza es poner a prueba nuestros sentidos para identificar y apreciar las propiedades de este líquido. Esto puede ser muy gratificante, a medida que nos vamos encontrando con nuevos estilos y marcas, catar nos ayudará a conocer qué rasgo buscar en una cerveza y cuáles son nuestros gustos. Además, sabremos cómo evaluar una cerveza correctamente.

A continuación te mostramos algunos pasos a tener en cuenta para catar de manera correcta una cerveza, según las pautas expuestas por el Supermercado Nacional:

1.- Observar

El aspecto de la cerveza nos explicará mucho. En primer lugar el color, sus tonos (amarillos pálidos, dorados,y marrones) y brillos. La turbidez para ver si es transparente, translúcida o turbia. En tercero la espuma, aquí se valora la cantidad, compacidad, consistencia, textura, color y persistencia en el tiempo. 

2.- Oler

El olfato aporta mucha información. Se agita suavemente la cerveza, lo que sacará los aromas y matices sutiles y se acerca a la nariz un par de veces a unos 10 centímetros.

Luego se aproxima otras dos veces más y se detectan aromas más fugaces y ligeros.

Le puede interesar: Hígado graso: ¿qué es y cómo evitarlo?

3.- Probar

Hay que tomar pequeños sorbos y no deglutir rápidamente. La cerveza ha de permanecer recorriendo la lengua y la parte superior de la garganta durante unos segundos.

Se han de registrar un mundo de sabores y sensaciones como el amargor, el sabor de las notas amargas y dulces, la acidez, notas saladas si las hay y la intensidad mientras permanece en boca.

4.- Sentir en boca y garganta

Se exhala aire por la nariz al tiempo que se ingiere la cerveza con la boca cerrada, lo que permite detectar más y más complejas sensaciones, matices y aromas además de la textura que apercibe del cuerpo, así como su astringencia, cremosidad y la alta, media o baja carbonatación.

5.- Temperatura perfecta

La cerveza se debe servir a la temperatura idónea en el vaso, una cerveza muy fría puede “tapar” ciertos atributos, y una demasiado caliente puede “donar” otros totalmente diferentes a los deseados.

La cerveza se debe servir a una temperatura ligeramente superior a como se hace en el consumo cotidiano (bar, restaurantes, etc.), y como se ha dicho antes, debe permanecer 10 minutos fuera del refrigerador antes del comienzo de la cata.

Temperaturas idóneas para catar una cerveza:

– Estilo Pilsen: 4-4 º7.

– Tipo Lager en general: 2-4 ºC.

– Tipo Ale, estilos Abadía, Trapense o Bock: 10-13 ºC.

– Tipo Barleywines, imperial stouts, ales belgas y Doppelbocks: 13-16 ºC.

Le invitamos a leer: Los alimentos que producen gases ¡evítalos!