¿Cómo el COVID-19 ha cambiado a las iglesias?

¿Cómo el COVID-19 ha cambiado a las iglesias?

La pandemia del Covid-19 ha cambiado nuestra forma de vivir. Cosas cotidianas, salidas, actividades sociales y planes fueron estropeados por el azote del Coronavirus.

Las iglesias no han sido la excepción. Sin importar la denominación, todas las iglesias se han visto afectadas por el impacto del virus y las medidas de seguridad.

El Gobierno dominicano se vio en la obligación de limitar los espacios públicos y privados, e imponer un toque de queda para contener la propagación del virus. Iglesias, que usualmente tenían de dos a tres cultos por semana, se han visto reducidos a uno solo.

Templos llenos de creyentes juntos, cambiaron a templos a su mitad de capacidad, donde todo el mundo está separado esporádicamente. Donde antes había personas que se recibían con cálidos abrazos y besos, ahora solo se saluda a la distancia.

Incluso a comienzos de la pandemia fue peor debido a que se prohibió todo tipo de reunión social. Las medidas del gobierno provocaron que las iglesias abandonaran el templo y se reuniesen desde sus casas, usando la tecnología.

¿Cómo se han mantenido las iglesias?

A pesar de todo, las iglesias se han mantenido operando y han encontrado formas de persistir en medio de la pandemia.

Los líderes religiosos tuvieron que recurrir a la tecnología. Reuniones por Zoom y Facebook Live fueron las opciones más implementadas. Los creyentes desde sus hogares se reúnen en cultos virtuales.

Muchas iglesias también realizaron programas de ayuda social, tales como: Entrega de alimentos, equipos de salud y chequeo médico en varios sectores del país ha sido la una de las mayores contruibuciones.

Como ejemplo está la congregación Centro Cristiano Soplo de Vida, de la pastora Yesenia Then, quienes han beneficiado con la entrega de raciones alimenticias, medicina y artículos de primera necesidad a más de 25 mil familias, 3 mil pastores y 2 mil niños de escasos recursos económicos en diferentes localidades del país.

¿Qué le depara para el futuro?

Muchas iglesias han insistido en crear campañas de conciencia para que sus miembros se vacunen en ellas.

La Iglesia de los Santos de los Últimos Días incluyó una nueva política en su manual general con relación a las vacunas, en la que anima a sus miembros a protegerse ellos, sus hijos y las comunidades en las que viven a través de la vacunación.

Puede leer, si le interesa: Líderes de la Iglesia de Jesucristo instan a sus miembros a vacunarse

El pastor juvenil de la Iglesia de la Cristianización, Elvin Coronado, exhortó a los creyentes a respetar las leyes y protocolos de seguridad, como también se mantenga la obra social y la predicación de la palabra de Dios en medio de estos tiempos.

«La iglesia puede seguir hacia adelante adecuándose a los nuevos tiempos, diseñando estrategias socioespirituales sin perder la esencia de la Palabra de Dios, conectando con la comunidad en su necesidad tanto espiritual como natural, y así lo ha venido realizando la Iglesia de la Cristianización y otras congregaciones, aun en medio de esta gran pandemia no ha cesado de orar por nuestros gobernantes y el mundo entero, llevar raciones alimenticias a los más vulnerables y llevando el mensaje de salvación a través de las diferentes plataformas digitales», expresó.