¿Cómo hacer huertos caseros?

¿Cómo hacer huertos caseros?

Otro de los beneficios de cultivar un mini huerto en casa o apartamento es que su cuidado tiene efecto anti estrés. Archivo.

Por: Axel Rodríguez Abreu

Si eres de los que está interesado en aprovechar el espacio de tu patio para plantar víveres, legumbres, frutas y hierbas medicinales , la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), proporciona algunas recomendaciones para crear tus propios huertos caseros.

Recomendaciones importantes

Antes de empezar a sembrar hay cosas que debes tomar en cuenta: el tipo de hortalizas que vas a sembrar, cuales se dan mejor en tu terreno, en cual tiempo es mejor sembrarlas, cuanto espacio te ocuparían y cuantas planeas producir. Esta última puede variar, ya que no todas las plantas sembradas germinan, por lo que debes calcular un número aproximado de las que podrían desarrollarse.

Se le recomienda rotar los cultivos porque algunas hortalizas y frutas tienen una temporada específica para su siembra. Además acumular mucho un solo vegetal si no es para venderlo puede ser inútil, por eso es mejor que tengas una mayor variedad. Igualmente si se siembra la misma planta en el mismo lugar puede gastar los mismos minerales del suelo y traerá nuevas enfermedades para estas. Por esta razón la siembra escalonada, (sembrar una misma planta varias veces en un año) es recomendada si planea vender vegetales. Otra recomendación es la siembra intercalada: cultivar dos o más especies en una misma hilera.

Otra recomendación importante es proteger los cultivos de cualquier plaga tanto de insectos como de otras plantas quienes pueden dañar toda una cosecha. También los climas extremos son muy peligrosos y en ciertos casos es mejor que utilices una malla de invernadero que cubre a las plantas de los extremos cálidos y de los vientos muy fríos. Su instalación puede variar, puedes hacer una mini casa de campaña o simplemente instalarla como una lona.

Puede leer: Eco-huerto educativo: educa, alimenta y cuida del ambiente

Huertos exteriores

Tener su propio huerto ofrece alimentos frescos y naturales. Archivo.

Si cuentas con un patio grande tienes ventaja porque tienes más espacio para las plantas y  más luz solar disponible. Lo primero que debes hacer es desyerbar toda la zona al ser un impedimento para la siembra. En el caso de ser un patio árido debes de tratar el suelo: sacar las piedras, eliminar la basura y rastrillar el campo. También cercarlo, no puedes utilizar árboles para hacerlo porque sus raíces le quitan los nutrientes y el espacio a los cultivos.

Lo segundo es hacer hileras donde se sembrarán las hortalizas, cada una tiene que ir al lado de un pequeño camino para poder caminar sin pisar las plantas. También debes crear un drenaje o canal para evitar que se inunde la huerta en casos de lluvias. Después en el suelo de siembra lo abonas y le realizas pequeños surcos, plantas las semillas y las riegas. En el caso de no contar con abono puedes crear compost: una mezcla de desechos orgánicos como: estiércol, cascaras de vegetales, hojas, ramas, huevos rotos y hasta sobras de café. Debes regar con agua no contaminada, es decir, sin químicos o sales dañinas para el cultivo. El  riego debe ser dispersado porque un chorro podría sacar las semillas y golpear las plántulas.

Lea también: CEMEX y la Gobernación provincial de SPM crean proyecto de huertos comunitarios

Huertos de interiores

Un huerto en la casa aporta frescura, aroma y color a la casa. Las puedes usar en la cocina. Archivo.

En el caso de no contar con un patio o tener una terraza debe de buscar un lugar que tenga luz solar por lo menos 7 horas.  Antes de empezar con el huerto debe planificar bien cuales plantas pueden adaptarse al poco espacio, como lo son algunas verduras y hierbas medicinales.

Igualmente, debe de hacer un espacio para instalar pequeñas macetas, en el caso de no poder conseguirlas puede utilizar embaces como botellas o galones. Les haces una abertura y hoyos pequeños en la parte inferior. Después le agregas tierra y compost, planta las semillas y las riegas diariamente. El cultivo no es un estorbo en tu hogar, hasta puedes colgarlos gracias a algunos recipientes.

Publicaciones Relacionadas