Cómo hacer lo que amas y que te paguen por eso

Mezcla

(Final).

“El único modo de hacer un gran trabajo es amar lo que haces.”

Steve Jobs.

Muchas personas, me consultan o van a mis talleres porque han perdido la ruta. Desconocen lo que les impulsa a levantarse cada mañana. ¿Tú lo sabes? Si te pido que pienses en algo que adores hacer, que te haga sentir realizado, te aporte bienestar, te dé satisfacción y que no te cansarías de hacer jamás, aunque te dedicaras durante toda la vida a ello ¿Qué sería?

Quien tiene la respuesta a esta pregunta conoce su verdadera pasión, el motor por el que todos los seres humanos nos movemos, la fuerza que nos impulsa a levantarnos cada mañana. Una vida sin propósito es una vida sin pasión, y cuando no hay pasión la vida pierde todo sentido.

La semana pasada empecé a contarte mi historia, la manera en la que descubrí lo que amo hacer y los ocho pasos que me apoyaron para que me paguen por hacerlo. Hoy te doy más detalles.

1. Reconoce lo que trae alegría a tu corazón

¿Qué pone contento tu corazón? Tu niño interior tiene esa respuesta. Cuando era pequeña quería ser presentadora de noticias o azafata. Claro que eso tiene mucho que ver con la época. Fui niña en los 70´s y muchas chicas con hambre de aventuras de mi generación deseamos lo mismo.

La presentadora de noticias comunica la actualidad y mantiene a la gente informada de lo que acontece. La azafata hace placentero el vuelo, en condiciones que para muchos es estresante (porque no tienen control). Dentro de las condiciones, ella ayuda para que el proceso sea lo más agradable posible. Saber que hay alguien a tu servicio siempre brinda confianza y bienestar.

Mi trabajo actual es acompañar a las personas en sus procesos de crecimiento autoconsciente. Mientras llegan a su destino, comparto recursos que les permitan hacer el trayecto de un mejor modo. Les asisto para que sepan que aunque el viaje es individual, yo estoy para servirles y responder a las necesidades que surjan. ¿Te das cuenta? en esencia, estoy haciendo lo que mi niña soñaba.

2-Haz lo que te resulta fácil.

¿Qué haces con facilidad?

¿En qué eres muy bueno?

¿Qué haces voluntariamente porque te encanta hacerlo?

¿Qué te inspira?

Lo que es natural para ti siempre resultará fácil y te dará alegría. La alegría es el lenguaje del amor. Volviendo a la presentadora de noticias y la azafata. Siempre me ha resultado fácil comunicar y viajar. Sin pretenderlo, fui visitadora a médicos, productora/conductora de programas de radio, talento de un show televisivo y ¡presentadora de noticias! Desde hace 14 años soy entrenadora de programas de desarrollo personal, facilitadora de procesos de crecimiento y hasta he diseñado con éxito mi propio modelo de trabajo, llamado “Love Vision”.

Sigo disfrutando mucho la comunicación; fantaseo, imagino, visualizo y escribo todo el tiempo. Por otra parte, me encanta comprar, viajar, leer, aprender y compartir, por lo que viajo varias veces al año. En un tiempo viajaba con dos maletas, pero ahora lo hago sólo con un carry on. Cuando salgo del avión llevando mi equipaje y salgo del aeropuerto sin tener que esperar, mi niña interior siente la felicidad del sueño cumplido.

3-Haz un listado de los negocios que te permitan expresar tu don.

¿De qué forma podrías ganar dinero por hacer lo que amas? ¿Cuántas maneras conoces para recibir retribución monetaria por estas actividades?

Cuando me respondí estas preguntas en los 90´s nació mi primer negocio, una tienda-librería new age llamada Misti-K. Junto a mi amiga Sheila concebí un espacio para compartir recursos de crecimiento, ofrecer consultas y organizar talleres.

Como mi naturaleza no es muy arriesgada, iniciar en sociedad me dió la confianza que necesitaba para asumir el riesgo económico que implicaba el proyecto. Sin embargo, la vida tenía otros propósitos con ambas, y antes de tres meses mi socia se retiró y yo seguí sola. 23 años después, todavía algunas personas llegan a mí por Misti-K.

4-Sé receptivo a las señales.

Al principio, el local de Misti-K era alquilado. En menos de un año, el propietario me dijo que se iba del país y me lo ofreció en venta. Había dejado la estabilidad económica que me brindaba mi trabajo, me había endeudado para surtir la tienda, no estaba produciendo suficiente, mis gastos familiares eran altos con tres hijos y una casa que mantener, ¡y aún así todo conspiró para que lo adquiriera!

Por una parte, conseguí muy buen precio de venta y por otra, la tasación del banco fue suficientemente alta para que me prestaran todo lo que necesité ¡sin poner un peso propio! A nueve meses de abrir la tienda el local era mío.

Mi nombre se hizo conocido en los círculos de autoayuda y crecimiento. Durante cuatro años, organicé eventos nacionales e internacionales. Misti-K ofrecía conferencias, talleres y cursos que eran muy valorados.

5-Profundiza.

Frecuentemente, descubrimos lo que amamos cuando profundizamos en un tema. La primera cosa que estudié fuera de mis estudios formales de medicina y farmacia, fue la astrología. En 1994 fui a consultar a una astróloga y me encantó su mirada. Empecé a leer, tomar cursos, aprender, aplicar y ver resultados. Me empezó a apasionar lo que surgía.

El amor por la astrología me llevó al siguiente paso, y encontré un universo de conocimientos en la numerología, magia vegetal, cabalá, misticismo, arquetipos, sanación universal, magnified healing, feng shui, kinesiología, constelaciones familiares, chamanismo, sanación pránica y rituales sistémicos.

Cuando miro atrás, puedo ver como esa consulta astrológica fue desplegándose en diversas búsquedas. No pienses que probando algo brevemente vas a saber si es a lo que quieres dedicarte. Quien prueba brevemente algo no puede llegar a amarlo. Inevitablemente, amarás aquello a lo que le dediques tu atención y profundices.

6-Ajústate a los cambios.

Por un tiempo, estaba convencida de que estaba en la vía de mi misión, que mi propósito se había revelado. Sin embargo, una serie de eventos dieron un nuevo giro a mi camino. En el país cerraron varios bancos, creando una gran inestabilidad financiera. Uno de los bancos intervenidos era dueño de las emisoras de radio y el canal de TV en que estaban mis programas.

Además, el dólar subió de manera descomunal y se me hacia difícil competir con las grandes librerías y tiendas. Tomé la decisión de cerrar Misti-K.

7-Confía y entrega los resultados.

Para hacer lo que amas, es necesario confiar. Empecé a trabajar desde la casa. Recibía a mis consultantes y pasé de hacer talleres y cursos a hacer entrenamientos y formaciones. Desde un ambiente que me daba mucha seguridad y me hacía sentir super cómoda, fui generando una comunidad de crecimiento y autoayuda, sin más aspiración que seguir haciendo lo que amaba y tener para cubrir mis gastos. Asombrosamente, este modelo de trabajo me generó muchísimo más beneficio económico que lo que aportaba la tienda, ¡y estaba más a gusto! La gente le llamó KP espacio de crecimiento.

8-Alinéate con el cielo.

Estamos destinados desde antes de nacer a ser “hacedores de cambios”, para trasformarnos y transformar desde el amor. La vida sostiene y ayuda a quienes se alinean con los propósitos del cielo. ¿de qué hablamos? De entrar en el flujo de lo que es fácil para ti, lo que haces sin demoras y te brinda alegría.

Cuando estás dispuesto a cambiar, a ir hacia lo nuevo y abrirte al bienestar, la vida pondrá a tu disposición todos los recursos que necesites para mantener ese estado de alta vibración. Surgirán las vías para que tengas los conocimientos que necesitas, las personas que facilitarán tu travesía animándote y brindándote buena compañía, los medios para estar en los lugares que te lleven a tu próximo paso, la vitalidad que se requiere para estar conectado con la pasión durante largos períodos de tiempo y todos los aliados visibles e invisbles que cuiden tu obra.

Así surgió MEZCLA, una obra colectiva de muchos que comparten conmigo la visión y el camino, y otros que llegan para fortalecerse y luego recorrer una ruta distinta.

Misti-K me brindó un puente para el cambio y me dio reconocimiento

KP espacio de crecimiento me aportó seguridad y expansión.

Mezcla me ha dado prosperidad y trascendencia.

Hacer lo que amamos no sólo es posible, sino que dedicarnos a ello es una responsabilidad espiritual, es el modo de relacionarnos con la vida desde la alegría, esperando la próxima aventura. Vivir de este modo hace que la existencia se convierta en una travesía emocionante.