Cómo hacer una limpieza facial casera

Woman washing face in bath

Hacerte una limpieza facial en una estética por lo general resulta costoso y los productos químicos que se utilizan podrían resultar dañinos para tu piel.

Por ello, según el sitio web de L’Oréal, lo mejor es hacer la limpieza facial en casa, con productos naturales.

Pasos

Aplica una infusión de manzanilla. Hierve manzanilla y espera a que se tibie. Moja un algodón con la infusión y frótalo en tu rostro con movimientos circulares.

Exfolia tu rostro con miel y azúcar. Mezcla estos ingredientes y frótalos en tu rostro para eliminar las células muertas.

Abre tus poros. Coloca agua caliente en un envase  y acerca tu rostro a  una distancia aproximada de 30 centímetros.

Extrae los puntos negros. Aprieta los puntos negros y tacos utilizando la yema de los dedos. Este es un punto muy importante, no se recomienda utilizar las uñas.

Cierra los poros. Puedes utilizar de la misma infusión de te de manzanilla para cerrar tus poros. Como en el principio, frota el algodón empapado y haz movimientos circulares.

Hidrata tu piel. Aplica un poco de crema hidratante y luce un rostro fantástico!

Recuerda que si hay algún evento importante al que tienes que asistir, como una boda, un cumpleaños o una entrevista de trabajo, no debes hacerte la limpieza facial un par de horas antes. Tu rostro lucirá más relajado al día siguiente de haberte realizado la limpieza.