Cómo influye la higiene en el
estado de salud del paciente

http://hoy.com.do/image/article/135/460x390/0/223750BB-8979-42C4-B3A5-006F66575D08.jpeg

MAIELA CASTRO
maielacstr@yahoo.es
De acuerdo a la constitución de 1946 de la Organización Mundial de la Salud, cuando el  individuo muestra un  estado de  bienestar físico, mental y social por  la ausencia de afecciones y/o enfermedades, y presentar  eficacia funcional y/o metabólica de su organismo tanto a nivel micro (celular) como en el macro (social) estamos hablando de salud. Pero,  cómo logramos esta salud? Muy sencillo, se logra a través de la higiene.

 La higiene o (Ugieia), término griego que ha usado la medina para ponerle un nombre de postín a la limpieza  es el conjunto de conocimientos y técnicas que deben aplicar los individuos para el control de los factores que ejercen o pueden ejercer efectos nocivos sobre su salud. La higiene personal es el concepto básico del aseo y comienza con el hábito de la limpieza y cuidado de nuestro cuerpo.

Esta parte de la medicina tiene como objetivo mejorar la salud, conservarla y prevenir las enfermedades, e implica aseo de lugares, reconocimiento, evaluación y control de aquellos factores y tensiones ambientales que surgen en el lugar de trabajo y que pueden provocar enfermedades, quebrantos de salud, quebrantos de bienestar, incomodidad e ineficacia de los trabajadores y los ciudadanos.

Cuando hablamos de higiene corporal no debemos limitarnos  al simple aseo, debemos tomar en cuenta que  estamos expuestos a padecer enfermedades que no se  ven a simple vista, no las sentimos y  pueden estar gestándose por lo que  es importante mantenernos informados en materia de salud, visitar al médico para que dé un diagnóstico positivo o negativo e indique las recomendaciones de lugar. 

La higiene es primordial desde el mismo momento del nacimiento; puede ayudar a mantener la salud.

-Aseo en las parturientas

 Antiguamente se pensaba que las mujeres no podian lavarse el cabello hasta después de salir de los famosos “40 días de riesgo”, por que supuestamente se enfermarían, sin embargo no hay mayor garantía de que disminuirían las posibilidades de infección en dichas pacientes, mientras más higiene muestren en su proceso de recuperación. Hay que recordar “ a mayor higiene mejor salud”; póngalo en práctica.