Cómo las etiquetas en los alimentos pueden ayudarnos a bajar de peso

ETIQUETAS ALIMENTOS

¿Te comerías una pizza si supieras que para quemar las calorías que te proporciona tendrías que caminar durante 4 horas? ¿Y un chocolate sabiendo que para eliminar esas calorías tendrías que correr 22 minutos?

Quizás te dé igual, pero, lo más probable, es que te lo pienses dos veces.

Esta es al menos la teoría de un equipo de investigadores británicos, que tras analizar 14 estudios, concluyó que añadir a las etiquetas de los productos información precisa de cuánto ejercicio deberíamos hacer para quemar las calorías que contiene, nos haría tomar conciencia del costo energético de la comida.

Esta clase de etiquetas, sostienen los investigadores de la Universidad de Loughborough, ayudaría a que cada individuo elimine de su ingesta diaria alrededor de 200 calorías.

El objetivo final, dicen, es alentar a la gente a adoptar hábitos alimenticios más sanos y combatir la obesidad, un problema que ha ido en aumento en el mundo.

Y aunque 200 calorías no parezca mucho, dicen los científicos en la revista Journal of Epidemiology and Community Health, esto puede tener un impacto en los niveles de obesidad.

PIZZA

Calorías

La cantidad de energía que una comida o bebida aporta se mide en calorías (kcal)
Los hombres necesitan cerca de 2.500 kcal por día y las mujeres unas 2.000 kcal para que el su cuerpo pueda funcionar (desde respirar hasta correr)
Consumir más calorías de las que se queman causa obesidad, porque el exceso de calorías se acumula en forma de grasa
Incluso comer un poquito de más cada día suma

Conciencia

“Estamos interesados en distintas formas de hacer que el público tome buenas decisiones sobre lo que que come y también que sea más activo físicamente”, señaló Amanda Daley, autora principal del estudio.

Y etiquetar a los alimentos con “ejercicio por calorías” hace que sea más fácil entender qué estamos comiendo y nos estimula a elegir mejor.