Cómo lucir unas extensiones hermosas

En estos días, mi amiga Laura fue a mi casa de visita. Laura siempre ha tenido el cabello corto, pero por alguna razón esta vez llegó a mi casa con una melena a la cintura, con una cantidad de cabello impresionante y que no se veía nada natural. Laura se había puesto unas extensiones para cambiar un poco de look, pero no tenían ninguna forma. Solo se veía como una gran mata de cabello, que no es lo que ella estaba buscando cuando se puso las extensiones.

Si, como Laura, ya te pusiste unas extensiones, pero ahora mismo no se ven como esperabas, hay algunas cosas que puedes hacer para mejorar su apariencia.

Camuflarlas. Lo primero que hay que hacer es tratar de que el cabello propio y el de las extensiones se mezclen bien. Para esto puedes optar por hacer unas capas que comiencen desde el largo de tu propio cabello, y las puedes terminar donde desees. De esta manera se suaviza un poco la caída del cabello y, al estar todo entremezclado, no se nota donde termina el cabello natural y donde comienzan las extensiones.

Eliminarlas. Si te pusieron demasiadas, esto puede hacer que tu cabellera se vea falsa y además, aporta demasiado peso a tu cabeza.

Evalúa si la cantidad de extensiones que te han puesto es más de lo que requieres: podrás verlo por ti misma si te colocas al frente de un espejo y alguien sostiene uno detrás.

Si la cantidad que tienes es demasiada para tu cabeza, lo mejor es eliminar algunas para crear balance.

Mantenerlas. Dependiendo del tipo de cabello que hayas comprado, el cuidado de tus extensiones puede variar. Debes pedir a la persona que te las coloca o vende que te explique cómo debes cuidarlas y qué mantenimiento necesitan. Sobre todo si son cosidas, pues estas no pueden quitarse de la cabeza para lavarlas y peinarlas.

Recuerda que el propósito es que te veas lo más natural posible con las extensiones puestas, y si sigues al pie de la letra estas recomendaciones, ¡ni tu mejor amiga notará que llevas cabello postizo!