¿Cómo manejar el sexo con un compañero de trabajo?

sexo

Cuando dos personas pasan mucho tiempo trabajando juntas, existe mucha probabilidad de que surja una atracción entre ambas justamente en el espacio laboral.

En ese sentido, el sitio “unComo.com” refiere que un importante porcentaje de gente admite haber tenido alguna vez una relación o encuentro casual con un colega del trabajo.

Pero para que esta decisión no afecte el aspecto profesional es importante tener claro cómo manejar el sexo con un compañero de trabajo. A continuación algunas claves.

  1. Separar lo profesional de lo personal (aunque suene a cliché) es fundamental para que la decisión de involucrarse con un compañero(a) de trabajo no acabe mal.
  2. Dejar muy claro lo que esperas de esos encuentros. Uno de los problemas más recurrentes en las relaciones que recién empiezan y en las uniones en general, es que ninguna de las partes deja claro qué quiere, por lo que la otra persona acaba pensando o esperando que la relación avance hacia otro punto al que posiblemente no llegará, señala “unComo.com”.
  3. La discreción es fundamental. Nada de muestras de afecto, cuchicheos, miradas, sonrisas o detalles en el trabajo.
  4. Hagan un esfuerzo por no mezclar los dos escenarios. Disfruten de la pasión que están viviendo e intenten olvidar al estar juntos de dónde se conocen.
  5. Es fundamental tener la madurez de no mostrar ningún tipo de preferencias laborales. Puede que en la intimidad tengan un sexo fantástico, pero en el trabajo es un compañero más.
  6. Después de, nada de reclamos ni remordimientos.
  7. Dilo y espera la respuesta del otro. Si ya han sido varios los encuentros, y a ti solo te apetece sexo con tu colega dilo y espera la respuesta del otro. Si buscas algo más serio o un mayor compromiso, resulta más que importante decirlo, de esta forma aclaras el panorama y te aseguras de que ambos están en sintonía. 
  8. “Y recuerda, no será ni la primera ni la última vez que deberás toparte con alguien con quien has compartido cierta intimidad, por eso tómalo con calma, madurez y sensatez y déjalo a un lado de tu vida profesional por el bienestar de ambos”, recomienda “unComo.com”.