¿Cómo mantener tu cerebro saludable?

¿Cómo mantener tu cerebro saludable?

Cerebro saludable (Fuente externa)

El cerebro humano es uno de los sistemas orgánicos más complejos; a pesar de que la humanidad tiene miles de años de existencia, apenas se ha empezado a estudiarlo y a descubrir sus misterios.

La especialista en psicología clínica Dulce María Valencia, egresada de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG) explicó que se ha descubierto que puede dañar el cerebro de manera indirecta al no alimentarlo de manera sana agregando que hay enfermedades ligadas o que lo científicos y médicos han apuntado como directas consecuencias de no cuidar este órgano, como demencia, pérdidas cognitivas de la memoria, Alzheimer, Parkinson y otras.

Puedes leer: ¿Duermes un ratito al día? Estos son los beneficios para el cerebro

Dulce Maria Valencia durante conferencia
Dulce María Valencia durante conferencia (Fuente externa)

Además, la también docente durante la conferencia «Comprendiendo el comportamiento adictivo» resaltó que el cerebro humano es uno de los puntos clave para entender las adicciones y mantenerlo sano es la manera en la que las personas pueden alejarse de ellas.

image 9 2
Cerebro (Fuente externa)

Te puede interesar: ¿Cómo llevar una vida saludable?

¿Cuál es la importancia del cerebro?

La experta indicó que su importancia se debe a que el cerebro «prácticamente» se encarga de todo, desde la percepción, emociones, aprendizaje, funciones vitales básicas, ritmo cardiaco, respiración sueño, procesamiento de información, pensamiento, habla, resolución de problemas, toma de decisiones, evaluación del medio ambiente, control motor, postura y balance.

En ese sentido, la profesora Valencia estableció ocho consejos para mantenerlo sano, ser felices y tener una vida más larga y significativa:

  • Aprende cosas nuevas, como los idiomas, entrena constantemente tu cerebro
  • Revisa tu azúcar. Monitorea y cuida su nivel en sangre, demasiada glucosa lleva a enfermedades y altera la estructura del cerebro.
  • Cuida tu presión y estrés. Mantén el nivel de presión arterial en forma, no cuidarlo puede llevar a accidentes cerebrovasculares.
  • Ejercítate. El ejercicio aeróbico ayuda al cerebro a formar nuevas conexiones, acelera tu corazón al menos 20 minutos varios días a la semana.
  • Protege tu cabeza de daños y lesiones.
  • Disminuye el consumo de azúcar y carbohidratos en la dieta, come sano como frutas y verduras.
  • Asegúrate de tener vitaminas y micronutrientes suficientes en tu dieta.
  • Ten un sentido de vida.
image 9 3
Persona comiendo comida saludable (Fuente externa)

A su vez, mencionó otros hábitos que puedes aplicar a tu vida como:

Come en el presente
Pon atención y concéntrate en el presente al momento de comer; disfruta tus alimentos.

No comas de prisa.

Cocina y come de buen humor.

Prueba y disfruta la comida.

Bebe más agua.

Come acompañado.

Siéntate en una mesa de verdad.

No hagas diversas tareas mientras comes.

Pon música.

Deja al final tu comida favorita.

Trata de no ver pantallas o la televisión mientras comes.

Dormir sano, mente sana
Dormir es muy importante para tu cerebro y cuerpo, está demostrado que ambos lo necesitan para que el humano pueda crecer, ser feliz, desestresarse, estar activos y sanar; por ello recomiendan: 

Dormir de 6 a 8 horas diarias.

Evitar el consumo de cafeína después de las 6 de la tarde.

Evitar en lo posible la exposición prolongada a la luz artificial por la noche.

Cenar al menos 4 horas antes de dormir.

Antes de dormir, tomar una ducha de agua tibia o caliente.

Respetar el horario de acostarse.

Al despertar dedicar tiempo a hacer un ejercicio de respiración.

image 9 4
Evita los carbohidratos (Fuente externa)

Lo que debes evitar

Ahora, si deseas que tu cerebro no esté en óptimas condiciones, envejecerlo y posiblemente llevarte a complicaciones de salud mentales y físicas, puedes hacer lo siguiente:

  • Tomar bebidas alcohólicas frecuentemente.
  • Consumir drogas.
  • No tomar suficiente agua.
  • Comer muchos carbohidratos y azúcares.
  • Evitar las verduras y frutas.
  • No comer de manera adecuada, rápido y fuera de horario.
  • No tener relaciones positivas y ni manejar emociones positivas.

“Todos podemos acceder a hábitos positivos, pero antes, debemos descubrir los que tenemos y darles la vuelta; pero empezar es lo importante, luego mantenerlos y así podremos cambiarlos”, dijo la pedagoga de la Universidad Autónoma de Guadalajara .   



Publicaciones Relacionadas