Cómo promover el patriotismo en los más pequeños de la casa

V1

Los valores son parte fundamental del desarrollo de los niños porque constituyen guías de interacción y de funcionamiento interior determinantes en la estimulación de la inteligencia emocional.
Si queremos que nuestros hijos crezcan en un mundo de valores tenemos, como padres, el compromiso de construirlo nosotros. Es en la familia y en el colegio donde se construyen verdaderamente los valores.
Los valores se construyen en un proceso que dura toda la vida, pero que tiene su momento crítico en los primeros años de vida. Es allí donde se sientan las bases de lo que será la estructura ética del adulto.
Así lo explica la psicóloga Indhira de la Cruz, del Centro de Aprendizaje y Psicología (CAP).
“Los valores se aprenden en la misma medida en que se ponen en práctica y se da testimonio de cada uno de ellos, por esta razón deben involucrarse en la vida cotidiana del niño, transmitirse permanentemente”, señala.
Entre los valores que deben inculcarse a los pequeños, está el patriotismo. Para ayudar en esta tarea, la especialista indica que este se debe enseñar a los niños desde temprana edad, es por ello que se inicia en el hogar a través de la familia y se continúa en la escuela. “Cuando los niños aún son pequeños su capacidad para asimilar la información que le llega del mundo que lo rodea es muy amplia y se debe aprovechar para lograr este aprendizaje”.
Ideas. De la Cruz recomienda viajar al interior de nuestro país, a conocer las diferentes ciudades y localidades que conforman nuestro país; presentarle fotos, postales o láminas de viajes realizados anteriormente y organizar un “Álbum de Viajes” o un panel que él pueda ver.
Además, “ver vídeos de reportajes o documentales sobre nuestro país: lugares, historia, etc.; asistir a espectáculos folklóricos donde el niño pueda observar los trajes y los bailes; escuchar y bailar danzas típicas de nuestro país, la música sensibiliza y deja huellas en la memoria de las personas”, indica.
Otra de las actividades es visitar los museos y lugares históricos que para estas fechas preparan muchas actividades.
También resulta beneficioso mostrarle imágenes de los héroes y contarles sobre sus hazañas en bien del país.
“Puedes enseñarles que el respeto a la patria también se da cuando sabemos cuidar de nuestro medio: al mantener limpia nuestras calles, al respetarnos mutuamente ya que somos compatriotas o cuando cuidamos de nuestros legados históricos”, dice De la Cruz.
Importancia del patriotismo. Adquirir este valor es de suma importancia ya que los seres humanos buscamos un sentido de pertenencia o de vinculación hacia algo o alguien como parte de nuestra identidad, el amor a la patria alimenta el orgullo de pertenecer a una nación y fortalece aún más la autoestima de las personas.
“La celebración de las fiestas patrias permite al niño conocer acerca de nuestra cultura y nuestras costumbres, las cuales deben mantenerse a lo largo de nuestras vidas, o por lo menos, no olvidarlas”, asegura la psicóloga familiar.
Los niños aprenden a través de sus experiencias y de los modelos que observa, es por ello que padres y maestros somos el ejemplo a seguir. “Si el niño observa que somos respetuosos con nuestros símbolos patrios, instituciones y todo aquello que nos identifica, él seguirá los mismos pasos”.