Cómo se maneja un comité de bioética asistencial

18_03_2019 HOY_LUNES_180319_ ¡Vivir!2 C

Un comité de esta naturaleza tiene tres tipos de funciones: educativas, consultivas y deliberativas.
Las educativas asumen la responsabilidad de viabilizar la capacitación del personal de salud en las fundamentaciones morales de la atención, así como en la motivación para aplicar sus mediaciones como es el caso del consentimiento informado, que en muchos casos ha pasado a ser un formulario cuando en realidad es un proceso con el cual el paciente se informa para tener la libertad de decidir sobre las intervenciones de carácter médico que se proponen sobre su cuerpo.
Las consultivas sirven para dar asesoría en casos específicos a las autoridades de la institución, así como al personal que lo amerite en sus intenciones de favorecer el bienestar de los pacientes.
Hay situaciones determinadas en las que las más altas autoridades de una institución tienen en sus manos casos con conflictos éticos, ya sea en lo clínico o no, y apelan a este comité con el único objetivo de hacer una consulta en el ámbito moral.
Las deliberativas se refieren al proceso mediante el cual se abordan los casos clínicos que tienen incertidumbre moral, bajo la aplicación del método de la deliberación moral. Su objetivo es descomponer en sus partes los hechos con conflictos éticos e identificar y fundamentar los valores y principios en cuestión, de manera que puedan presentarse sugerencias intermedias morales y de ayuda en las decisiones.