¿Cómo sería la República Dominicana sin la presencia del Estado?

¿Cómo sería la República Dominicana sin la presencia del Estado?

La respuesta a esta pregunta pudiera ser fácil, pero si nos vamos al origen del Estado dominicano y a la conformación de la Republica Dominicana como país, veremos que la pregunta no es tan fácil de responder; por el hecho de la eficiencia de nuestro Estado y su tamaño con respecto a un país que no es más que una media isla caribeña, donde intentan convivir 11 millones de personas, en el diminuto espacio de 48,000 kmy de esos 11 millones, casi la mitad intenta sobrevivir. El “Papá Estado” como es conocido…    ¿Es más o menos responsable que los padres de las familias monoparentales que son el 23.6% de los hogares dominicanos?

En tal sentido, a la mente de la clase media en específico, llegan muchos cuestionamientos, la pregunta obligada es: ¿Qué hace el Estado por nosotros? Bueno, si pagamos salud privada, educación privada, y seguridad privada. Desde ese punto de vista podemos decir que proporcionalmente, si evaluamos en una relación costo/ beneficio, llevamos la de perder. Si nos vamos a la capa social más baja, está muy subvencionada por el Estado, y la clase más alta mantiene unos privilegios que rallan en la locura. Entonces, una clase media diría que “meterse” a pobre pudiera ser un gran negocio y se economizaría mucho dinero en las cuentas de final de mes.

Aún con todo lo anterior dicho, pienso que el Estado como ente regulador y distribuidor de la riqueza que genera un país, es sumamente necesario. Sin embargo, la eficiencia del Estado dominicano se hace urgente, el desorden generalizado que impera en lo público debe terminar, el Presidente Luis Abinader tiene en las manos todo el poder del mundo para enderezar las torceduras de antaño de nuestro Estado. La dualidad de funciones en muchas instituciones del Estado debe terminar. ¿Cómo sería la Republica Dominicana sin la presencia del Estado? Habría que preguntarle a todos los que manejan las grandes fortunas , que una parte se repartió lo acumulado por Trujillo tras su muerte , y también a los que han hecho dinero contratando con el Estado y a los que han evadido impuestos en detrimento del propio  Estado… ¿ Que sería de esas personalidades sin el Estado? … reitero, El Estado es necesario, pero el nuestro es muy grande y desorganizado para lo que necesitamos los dominicanos.

Javier Milei, actual Presidente de la Argentina, está siendo aplaudido por varios países de Europa, mientras entre aplauso y aplauso, desmantela el Estado argentino. ¡Cuidado! Si desmantelamos el Estado, quién garantiza el  bienestar de los habitantes de un país.

Me despido por hoy, con dos frases del otrora rey de Francia Louis XIV. En su juventud decía: “El Estado soy yo”; pero a la hora de su muerte dijo: “Yo me voy, pero el Estado permanecerá siempre”.