Cómo usar su tarjeta de crédito y no quedar pobre en el intento

Cómo usar su tarjeta de crédito y no quedar pobre en el intento

Tarjetas de crédito.

Por Wendy Berroa Hernández

Tener una tarjeta de crédito hoy en día es tener el poder adquisitivo en sus manos, para algunos  jóvenes es lo máximo, poder comprar todo lo que quiera en el momento que lo quiera. Para muchas mujeres es el mundo en un plástico y si tiene un color elegante ya eres súper woman.

Sí… las tarjetas de crédito nos brindan un mundo de oportunidades y para muchos eleva el estatus social. No es lo mismo una tarjeta con un límite mínimo que una empresarial o una sin límites o mejor aún patrocinada.

¿Sabes lo que es peor tener una tarjeta de crédito al  límite?, que la tengas que pagar tú a fin de mes, con los pocos recursos económicos que entran a tu cuenta de banco… Y sí, de esa es que vamos a hablar en este artículo, de la que te ayuda a extender tu existencia hasta el fin de mes. Y que te puede guiar por el laberinto del endeudamiento si mantienes un ritmo de vida desordenado o te puede sacar a flote y poder ahorrar un poco si le das el uso adecuado.

Lea :Banreservas: Recomendaciones para usar los cajeros automáticos

Y es que tener una tarjeta de crédito no es malo, al contrario puede ser beneficioso si la sabes manejar a tu favor. Ahora lo malo es tener varias tarjetas y no saber administrarlas y  estar apagando los incendios económicos que provocas con una tratando de pagarla con la otra, que tampoco puedes saldar, ahí si es un mal presagio esto sería la crónica de una deuda auspiciada.

A continuación algunas recomendaciones:

NO HAGAS pagos mínimos

Aunque los bancos ofrecen la modalidad de poder pagar un porcentaje mínimo de lo que consumimos con la tarjeta de crédito, lo recomendable es no caer en esto. Cuando accedas a realizar un pago en esta modalidad, lo que estás haciendo es acumulando tu deuda en la tarjeta de crédito. Y aquí comienzas a transitar por el valle a tu crisis financiera.

Identifica cuál es tu Límites de crédito y no lo pases

Cuando ves en tu estado de cuenta el límite de tu crédito, te están diciendo…mira este es el límite, el borde, el final del camino, de ahí en adelante está el precipicio, el hoyo financiero del que te dará trabajo salir, entonces no lo cruces. 

Tampoco es una carrera, en la que tengas que decir vamos a toda velocidad alcanzar la meta. No…el límite no se refiere a que todos los meses sobrepases tu línea de crédito, por el contrario, si tienes una tarjeta con 10,000 pesos, no los utilices todo trata de manejarte y no sobrepasar. 

Trata de crear hábitos saludables con el uso de la tarjeta de crédito

Si usas tus tarjetas como un extra para completar el mes recuerda hacerlo inteligentemente para que no te endeudes y la solución no tenga un final peor y termines acumulando una deuda más.

  • Es preferible que pagues a la fecha siempre
  • Trata de saldar todos los meses
  • Lleva un record de tus gastos y compáralo con tu estado de cuentas, de esta forma estarás seguro de todos tus gastos y podrás notar si hay alguna anomalía o si tienes un gasto que no reconoces
  • Trata de negociar tu tasa de interés por una más baja.

 Y por último, proponte como meta no depender totalmente de tus tarjetas de crédito, comienza a crear un fondo o un presupuesto mensual que te permite manejarte sin utilizar el plástico. Limítate a lo que ese presupuesto te permita y solo utiliza tu tarjeta cuando haya una verdadera emergencia. De esta forma , lograrás sobrevivir al final de mes y no quedarás pobre en el intento.

Recuerda que los bancos no nos dan nada de gratis, todo tiene una tarifa y ellos buscarán la forma de cobrar.

Más leídas