Cómo visualizar los éxitos
de manera creativa

Para hacer realidad sus sueños, entre éstos  mejorar en el trabajo, tener salud, corregir una conducta, es aconsejable visualizarlos de manera creativa, para que los objetivos y la realidad sean una misma cosa.

La visualización creativa deriva de la meditación y tiene como fin visualizar una meta concreta. Al visualizar creamos una realidad subjetiva, se puede imaginar una vida como usted quiere que sea: con salud, dinero, amor, trabajo. La mente es tan sugestionable que puede hacer realidad todo aquello con lo que se sueña. No olvide que las ideas pasadas son las que conforman la persona que eres hoy, y lo que piensa a partir de ahora irá dando forma a su futuro próximo y lejano.

La visualización creativa le permite vivir relajadamente el día a día, ayudándole a eliminar el estrés en situaciones difíciles. sus miedos irán descreciendo, por lo que ganarás en confianza y en seguridad. Crecerás a todos los niveles, mejorando sus capacidades personales y su carácter. Se sentirá más en paz con su entorno y consigo mismo.

 Respire con el abdomen. Túmbese, cierre los ojos e inspire por la nariz, llenando su abdomen de aire al máximo (tiene que notar cómo se hincha). Retenga ese aire y expúlselo lentamente por la boca. Hágalo también sentado y de pie hasta que le resulte natural.

 Fíjese un objetivo. Una vez que tenga controlada la respiración, concéntrese en un deseo concreto. Recuerde que debe motivarlo lo suficiente como para realizar estos ejercicios de forma continuada y constante. La forma más fácil de elegir bien es imaginar que se le aparece un genio y le ofrece hacer realidad un único deseo. ¿Cuál seria? Ahora cierre los ojos y piense que ese objetivo ideal es una realidad. Visualícelo como algo que pertenece ya a su vida diaria. Percíbalo con todos sus sentidos: como le afecta, como le hace comportarse…si le emociona es porque lo esta haciendo bien, lo está implicando.

 Cree su propio espacio. El mejor sitio para descansar y visualizar su objetivo está dentro de su mente. Llegar a él es muy fácil: solo tiene que cerrar los ojos, respirar y pensar en un lugar que le relaje. Puede ser una playa desierta, un campo de margaritas, una cueva en una montaña, una cabaña con una chimenea… decórelo como quiera: puede poner un Picasso en su cabaña o teñir las margaritas de color dorado. Cada vez que cierre los ojos y vaya a ese lugar, será para relajarse y visualizar su objetivo. Es su lugar secreto donde puede ser usted más que en ningún otro sitio.

 Ponga los cinco sentidos en su deseo. Es muy importante el realismo con el que visualice su objetivo. Tiene que verlo, olerlo, tocarlo, oírlo y saborearlo. Puede resultar complicado al principio, pero puede practicar con cosas que podría percibir con cada sentido: intente visualizando el sabor del chocolate, el tacto del terciopelo, el olor al mar…

Consejos

-El insomnio: antes de dormir, colóquese bajo la ducha y deje que el agua se deslice por su cuerpo. Visualice cómo se lleva el estrés, la fatiga y la tensión, que desaparecen por el desagüe.

-El sobrepeso: visualícese cómo un ser ligero, casi etéreo, que solo come alimentos sanos, nutritivos y llenos de vitaminas. Lo demás es nocivo y solo puede contaminar su cuerpo.

-El tabaco: visualícese corriendo por el campo, respirando aire puro, subiendo escaleras sin ahogarse…retrase el siguiente cigarrillo con la visualización. Cada vez fumara menos.