Complace FMI la alocución de Fernández

POR MANUEL JIMENEZ
El representante en el país del Fondo Monetario Internacional (FMI), Ery Offerdal, definió ayer como “excelente” la alocución que el presidente Leonel Fernández dirigió el martes al país y consideró que el plan de reforma fiscal que anunció el mandatario responde a las exigencias de la situación económica de República Dominicana.

Offerdal fue abordado por la prensa, al término de una reunión que los secretarios,  Temístocles Montás, Técnico de la Presidencia y Vicente Bengoa, de Finanzas, sostuvieron en el Palacio Nacional con una misión del FMI para evaluar las medidas que serán tomadas para enfrentar el déficit cuasi fiscal del Banco Central.

“Fue un discurso excelente”, respondió escuetamente Offerdal cuando se le preguntó en torno a la pieza en la que el mandatario anunció al país el proyecto de reforma fiscal que, entre otras cosas, ampliará la aplicación del ITBIS a otros productos y gravará con un 5 por ciento las habitaciones de los hoteles, moteles y apartahoteles.

El representante local del FMI dijo que, en líneas generales, ese organismo está de acuerdo con el plan propuesto por las autoridades dominicanas para aumentar las recaudaciones, pero aclaró que aún se estaba analizando la real efectividad de las medidas anunciadas.

“Estamos en proceso de perfeccionar las estimaciones del rendimiento de esas medidas y continuamos las revisiones del acuerdo stand by”, dijo Offerdal. Insistió en que básicamente el FMI está de acuerdo con el marco general del plan, pero recalcó que hay que perfeccionar las estimaciones y los detalles de la rectificación tributaria, a través de la cual el gobierno busca captar unos RD$17,500 millones.

Cuando se le preguntó si el plan de rectificación tributaria se corresponde con las exigencias del FMI, Offerdal precisó que,  en realidad, “responde a las exigencias de la situación económica actual de República Dominicana”.

Pero dijo que el FMI esta “en la misma línea en término de las medidas que son necesarias” adoptar en el país  “para reducir la vulnerabilidad de la economía nacional y reducir el nivel de la deuda pública, tanto interna como externa”.

La reunión entre Montás y Bengoa con los funcionarios del FMI se celebró en el salón Hermanas Mirabal, en la primera planta del Palacio Nacional.

Por el FMI también estaban presentes el jefe de la misión, Andy Wolfe y Peter Stella, expertos en operaciones monetarias y financieras del organismo monetario internacional.

El presidente Fernández habló el martes al país por radio y televisión para anunciar una reforma fiscal que, según las autoridades monetarias, entra dentro de los compromisos que el país ha asumido con el FMI.

Esa reforma, que grava los seguros en general y la vivienda suntuaria, está determinada, según Fernández, además, en la reducción de los ingresos presupuestarios proyectados para este año y ha sido elaborada evitando que se afecte a la población pobre.

El gobierno, según las exigencias del FMI, deberá tener el año entrante un superávit de un 3 por ciento del Producto Interno Bruto, equivalente a unos RD$35,000 millones.

El 1.5% de ese monto se obtendrá a través de la reforma fiscal y el restante 1.5% con ahorros internos en diversas partidas presupuestarias el año entrante.

En la reunión celebrada en el Palacio Nacional se planteó que el gobierno emitirá bonos el año entrante para capitalizar el Banco Central.

El monto estimado de los intereses que deberá pagar el gobierno el año entrante por la emisión de estos bonos es de unos RD$5,600 millones, según dijo el secretario Técnico.