Comportamiento de las remesas después de la crisis

Recientemente la entidad Pew Research Center’s Hispanic Trend, en base a datos del Banco Mundial, presentó un estudio sobre la evolución de las remesas hacia América Latina desde el año 2000, su impacto en nuestras economías y el comportamiento a raíz de la crisis financiera global.

Desde el año 2000 las remesas hacia América Latina se han casi triplicado, pasando de US$22 mil millones (dólares del 2013) a US$61.6 mil millones en 2007, año que comenzó la crisis financiera, y el estimado al 2013 es que alcanzará la suma de US$53,800 millones, un 13% menor que en 2007 en términos reales.

Las remesas de los emigrantes latinoamericanos están compuestas por 78% proveniente de los Estados Unidos; 8% de España y 14% de otros países. En el caso de la República Dominicana 78% de nuestras remesas vienen de EU; 12% de España y 10% de varios países.

¿Qué significan esos recursos enviados por nuestros trabajadores en el exterior?

Al cierre de 2012 El Salvador encabeza la lista y las remesas equivalen al 16.5% del PIB; Honduras 15.7%; Guatemala 10%; Nicaragua 9.7% y RD ocupa el quinto puesto con remesas equivalentes al 6.1% del PIB, y en el extremo opuesto Argentina con 0.1% del PIB, y Chile con 0%.

Otro dato importante es el monto de la remesa que cada adulto envía (remesa/per cápita) y en este caso Guatemala encabeza la lista con US$5,558; Honduras con US$5,231; Costa Rica US$4,923; Brasil con US$4,311, Panamá US$3,353 y cada dominicano o dominicana adulto envía a nuestro país en promedio (datos de 2012) 3,076 dólares cada año.

¿Qué porcentaje de los emigrantes se encuentran en EU y qué significa en aportes?

México encabeza la lista con 96% de los emigrantes ubicados en los EU y significa el 98% de sus remesas, por eso este país ha sido el más afectado en la reducción ya que la mayoría de sus trabajadores se encontraban en el sector construcción. La RD ocupa la sexta posición con 70% de emigrantes en los EU y las remesas desde esta nación representan el 78% de la totalidad.

Las remesas hacia AL se han reducido 13% en términos reales desde el inicio de la crisis financiera global en 2007, sin embargo el impacto no ha sido el mismo en cada país e incluso la recuperación no se ha producido en todas las naciones y tampoco en la misma magnitud.

El país más afectado por la caída en la recepción de remesas familiares es México, que recibía US$31,800 millones en 2006 (dólares de 2013) y cayeron a un estimado de US$22 mil millones en este 2013. De acuerdo al estudio de la PEW, países como Guatemala, El Salvador, Honduras y Bolivia las remesas declinaron, pero se recuperan. Perú, Nicaragua y Bolivia las remesas continúan creciendo, mientras en Colombia, Ecuador, Argentina y la RD cayeron y no se recuperan.

¿Y la República Dominicana?

En 2000 las remesas sumaron US$2,500 millones (a dólares de 2013), en 2008 alcanzaron el pico con US$3,900 millones y en 2013 los datos del Banco Mundial apuntan a US$3,700 millones; este número nos coloca en la posición número 32 a nivel mundial y número 5 a nivel regional. En 2012 las remesas totalizaron US$3,505 millones y de ese monto US$2,732 fue enviado por los dominicanos residentes en los Estados Unidos.

Aun cuando el estudio de PEW coloca a la RD dentro del grupo de países donde las remesas no se han recuperado; lo cierto es que la caída de 5.12% está por debajo del promedio regional (13%) y el aporte equivalente al 6.1% del PIB sitúa a los dominicanos y dominicanas ausentes como uno de los principales generadores de divisas y con la particularidad de que el ingreso es neto, el Estado no tiene que darles incentivos, a diferencia de otros sectores (turismo, zonas francas, exportadores, etc.) que algunos disfrutan de exenciones y además parte de sus ingresos se quedan fuera por la compra de insumos o repatriación de utilidades.