Con chispas

http://hoy.com.do/image/article/421/460x390/0/7744A476-26BD-4AC1-BF2A-7AC6837F1269.jpeg

“Todo bien”.  Y no es precisamente por el programa de Luis Manuel Aguiló. Sucede que Ricardo Arjona hizo sus dos conciertos en Santiago y en Santo Domingo, sin ningún percance judicial por aquello del lío entre los empresarios George Nader y Saymon Díaz.  “Quinto Piso Tours” llenó las dos noches, ¡y de qué manera! El intérprete de “Pingüinos en la cama” reventó tanto el Gran Arena de Santiago el jueves como el Estadio Olímpico de la Capital el sábado. Fueron muchas las jóvenes que no pudieron aguantar las lágrimas.

Siguen los palos.  La guapa de Luz García no se descuida con sus exclusivas en su programa “Noche de Luz”, donde el pasado sábado tenía precisamente a Ricardo Arjona. Mientras este cantaba en el Estadio Olímpico, Luz lo entrevistaba en su espacio por Antena Latina. Dice el “Animal nocturno” que no tiene problemas con los periodistas (sus colegas), sin embargo obvia cualquier encuentro con la prensa en todos los países donde va. ¿Y entonces?

Menos merengue.  Cada vez son menos las emisoras que en República Dominicana se dedican a tocar  merengue. Se pueden contar con los diez dedos de las manos las estaciones de radio que en la capital difunden nuestra música. De ahí que se haya reducido considerablemente la cantidad de discos que graban los cantantes dominicanos que se dedican a este género que sólo se escucha en Neón 89.3 FM, Radio Universal, Rumba, Dominicana FM, Cima 100, Escándalo, Supra, Fiesta FM, Hits 92 y Zol. Y eso, que son 50 emisoras que transmiten en FM en Santo domingo.

El caramelo.  Entonces el empresario artístico George Nader compensó a la prensa dominicana la ausencia de Arjona en la convocada rueda de prensa del pasado jueves en el Estadio Olímpico, adelantando la información de que en el mes de julio presentará al español Julio Iglesias en el mismo escenario donde cantó Arjona el sábado. Ojalá y el astro ibérico no venga con el cuento de que no podrá estar en esa fecha en el país, como ha sucedido en las ocasiones que  Acroarte lo ha invitado.