Con chispas
El regreso de Lumy

http://hoy.com.do/image/article/339/460x390/0/D065FDD1-43E8-4EC9-A3E0-0699F1254F16.jpeg

Tras su exitoso paso por Telecentro (Canal 13), la comediante Lumy Lizardo prepara el regreso a su casa, como la buena hija. Ya en Telemicro hay una promo en el aire anunciando que muy pronto estará en el aire cada domingo a las 12:00 de la medianoche el programa “Lumy, cámara, acción”. Lizardo tuvo que marcharse aquella vez de esos predios para que sus ejecutivos valoraran su talento y capacidad, igual como sucedió con Raymond Pozo y Miguel Céspedes. Naturalmente, esos regresos por todo lo alto generan una serie de celos entre los demás comediantes, que, ¡para qué les cuento!

Frotándose las manos
Están las chicas en este país con la esperada presentación del astro mexicano Alejandro Fernández el sábado 30 de agosto. Lástima que en el Palacio de los Deportes no podrá apreciarse tanto la calidad del sonido de todas esas toneladas de equipos que traerá a Santo Domingo el intérprete de “Me dediqué a perderte”. El empresario artístico Saymon  Díaz apuesta al éxito del tour “Viento a favor”.

“Visitante distinguido”
El merenguero Rubby Pérez demostró su gran poder de  convocatoria en la Villa de las Hortensias. Durante un acto en que el Ayuntamiento de Bonao declaró al artista como “Visitante distinguido”, no cabía la gente. Por mencionar sólo los artistas y personas del medio, anoten: Michael Miguel Holguín, Francisco Sanchis, Félix Reyna, Frank Reyes, Ramón Pastrano, Gerardo Díaz (El Toro), Mayurie, Idelsa Núñez, Sexappeal y El Lápiz. También Silvio Mora, Marcel, Giovanny Polanco, Nikauly de la Mota, Elvis Martínez, Kiko Rodríguez, Benny Sadel, Tulile,  Yoryi Castillo, Vinil, Rubio Charlie, Wellington, Juliana,  Las Caribeñas, La Condesa, Yelitza Lora y Jane Santos, entre otros.

El lío de la fiesta de Antony Santos
Dicen que vendieron  boletas  de más en la fiesta del sábado con “El Mayimbe de la  bachata” en La Terminal. Hasta a los mozos se les dificultaba atender a los clientes. Además, los precios estaban exageradamente caros. Un litro de etiqueta negra costaba RD$5.000, más el 10%.