Con chispas
Empujones y calor

No todo fue color de rosa en el concierto de Luis Miguel el miércoles en el Estadio Olímpico, algunas chicas tuvieron que ser atendidas en las ambulancias de la Cruz Roja Dominicana, y no precisamente por las emociones. Estar desde temprano en la tarde, sin ingerir agua y en medio de aquella multitud frente a la tarima. ¡No dice uno desmayarse!

Problemas con las fotos

Los reporteros gráficos tuvieron muchas dificultades para hacer su trabajo en dicho concierto, a pesar de tener un área asignada y sus acreditaciones para ejercer su función. Una señora del staff llegó hasta a ponerle la mano a la cámara de una reportera. ¿Quién le pondrá el cascabel al gato?

Un fiasco

Los que pagaron RD$6,000 en el súper VIP se arrepintieron de haber gastado esa suma de dinero, pues la mayoría tuvo que ver el show de pie, debido a que frente a ellos había un contingente de seguridad que les impedía la visión del espectáculo.

Contraparte invisible

Todo el mundo se quedó buscando la contraparte de Luis Miguel ¡Vaya sorpresa! El DJ Luis Matos, fue colocado a la entrada del área de terreno, y desde allí “pinchó” su música electrónica, la que se escuchó entre las 8:45 y 9:15 de la noche, pero invisible, pues ni en las pantallas gigantes lo pudo ver el público. ¿Se le podrá llamar contraparte a eso?

¿Mariachi sin mariachi?

Para seguir con lo del show de Luismi, resulta y viene a ser que el llamado “Sol de Mexico” hizo un segmento de música ranchera, pero sin los músicos del conjunto mariachi  en vivo. Para el común de la gente daba igual escuchar temas como “Si nos dejan”, que ciertamente sonaban tal la  grabación, pero la realidad es que los instrumentos indispensables  para este tipo de música (violines, guitarra, guitarrón y trompeta), eran grabados, o como dicen técnicamente estaban sampleados. Crea fama y…

La lejanía de la prensa

El sitio escogido para acomodar a los miembros de la prensa fue muy distante de la tarima donde cantó Luismi. Los periodistas apenas alcanzaron a ver al artista.