Con Leonel, solo por convicción

REYNALDO MARTÍNEZ DUARTE
El apoyo masivo que están dando los perredeístas al doctor  Leonel Fernández Reyna ha roto todos los parámetros de la política dominicana cuando por primera vez se suman a una candidatura de oposición al partido miles y miles de dirigentes, cuadros y militantes. 

Es un hecho sin precedentes que nace de la absoluta convicción política de sus dirigentes y del interés que marcan algunas fuerzas internas, salpicadas por la animadversión que crea el desplazamiento de lideres que servían de base al equilibrio partidario, que guardan hoy las soñolientas y retorcidas caras del engaño y la traición.

El hecho encamina al Partido Revolucionario Dominicano (PRD) a quedarse sin una parte importante de sus dirigentes y militantes que no comulgan con la imposición a la cañona de una candidatura sin base de sustentación partidaria ni social, que nunca debió estar por encima del liderazgo natural que para la alternabilidad constituían Rafael (Fello) Suberví, Enmanuel Esquea Guerrero, Milagros Ortiz Bosch, Hatuey De Camps, José Rafael    Abinader y Ramón Alburquerque.

En el liderazgo que encauza esta fuerza importante del hoy secuestrado PRD afloran inequívocas y grandes coincidencias con el presidente Fernández. Primero comparten plenamente la práctica de pluralizar la política; de abrir las puertas del gobierno a la participación de todos los sectores de la vida nacional; y, segundo, lo que de paso llena de vergüenza al PPH, es el hecho de constituirse en el primer gobernante que pone en práctica la formidable tesis del “Gobierno Compartido” que ideara el doctor José Francisco Pena Gómez, que plantea desdoblar el gobierno para poner al servicio del pueblo sus programas, planes y proyectos.

Bendecidos los perredeístas que comparten la sabiduría del pueblo cuando eligen como su candidato presidencial al doctor Leonel Fernández Reyna, único aliciente que por el momento tiene el país para alcanzar “una mejor nación.