Con marcado acento azul

http://hoy.com.do/image/article/137/460x390/0/137CB44B-F3AC-4F5F-A2D6-8AF7876EF2BD.jpeg

MILLIZEN URIBE
m.uribe@hoy.com.do
Uno de los colores que se mantiene con fuerza en las tendencias actuales de la decoración es el azul. Y no es para menos, pues disponer de este color en el interior de la casa es una excelente forma de evocar un cielo despejado, un mar cristalino  o una noche estrellada.

 Así, hoy día, el azul, con sus  tonalidades que evocan la pacífica calma marina y el frescor, se hace presente en salones, habitaciones y baños, ya sea en la pintura, en los textiles o en pequeños detalles decorativos.

Solo o combinado.  El azul está entre  los pocos colores que lucen bien solos o acompañados. Al usarlo solo puede recurrir a sus versiones más ligeras: azules claros para paredes y muebles, y azules oscuros para los accesorios.

 Mas en  caso de que decida combinarlo, en la actualidad,   toda  la gama de marrones, desde un beige claro, hasta la tonalidad  chocolate se presentan como un complemento muy de moda.

Otros colores que  combinan perfectamente con el azul son: el crema,  el esmeralda, el amarillo pálido, el rosa salmón (para el azul tejano), el dorado (para el  ultramarino) y  el naranja oscuro (para el  azul marino). 

Sin embargo, un eterno compañero del azul, y que nunca le decepcionará, es el blanco, puesto que tiende a resaltarlo de una forma maravillosa. Tanto si utiliza franjas de color azul cielo para recrear el estilo náutico en una casa de playa como si introduce el azul marino para dar un aire más sofisticado, el blanco será siempre su aliado perfecto.

Hay quienes   evitan  el azul en interiores porque lo consideran frío y poco acogedor, pero una forma de garantizar que el ambiente no sea demasiado frío es combinarlo  con toques de naranja, que es el color  complementario del azul, o con amarillos, rojos y terracotas.

Lo que ofrece el azul.  Frescura interminable es una de las ventajas que tiene la utilización de este color en sus espacios. Y es que por ser uno de los denominados colores fríos es una buena elección para pintar habitaciones calurosas.

    Otro aspecto positivo que brinda es espacio.  Da una sensación de alejamiento que otorga unas dimensiones irreales de amplitud a las habitaciones. Esto lo hace muy recomendable para estancias pequeñas.

  Mas, en el caso de que tenga una habitación de poca luz, el azul no es muy apropiado, sobre todo si es en sus tonalidades más fuertes, ya que puede dar una sensación de frialdad. En este caso se recomienda optar por colores más claros y limitar el uso del azul a accesorios.

ZOOM

Lo que dice el Feng Shui

 La filosofía del Feng Shui indica que el azul  es un color sedante, que conduce a la introspección y a la pasividad. Este color puede simbolizar la primavera, el crecimiento personal, la madurez  y la esperanza. Su uso es recomendable en  dormitorios con luz natural intensa o climas cálidos, en oficinas, en comedores y en la vajilla de personas obesas o que deseen adelgazar, pues  el azul inhibe el apetito. No es adecuado para lugares donde viven personas depresivas, teatros, climas fríos, cocinas y comedores, pues aumentaría la frialdad.

LAS CLAVES

1.  Buenas combinaciones

El azul en sus tonos más fuertes e intensos combina bien con el blanco, el dorado, el amarillo, los cremas y tonalidades medias de verde

2.  Atractivas

Si desea variar, y llamar mucho la atención,  hay propuestas con rojo y naranja fuertes que resultan muy atractivas.

3.  En tonos oscuros

En general, los  azules oscuros suelen utilizarse con acierto en habitaciones con decoración muy  suntuosa.

4.  El profundo

El azul profundo puede ser el fondo perfecto para colores fuertes como el rojo o blanco. Esta versión del azul es muy recomendable en pequeñas dosis, pero como color dominante crea una sensación de frialdad y oscuridad nada conveniente.

5.  Los tonos claros

El azul claro y pálido, combina bien con naranjas, amarillos, rojos tierra y hasta lila. Los azules grisáceos, por su parte, generan armonía al lado de cremas, perlas y rojos tierra. Esta variedad de azul es muy frecuente verla en pintura decorativa porque amplían estancias pequeñas y se puede combinar con gran facilidad.

6.  Los verdosos

Los azules verdosos como puede ser el turquesa, se ven realzados con los colores cálidos como son los naranjas y los castaños.