CONARE Y VICERRECTOR UASD
Constitución es obsoleta

http://hoy.com.do/image/article/236/460x390/0/6909CBA0-7FC6-44F8-8022-99F2815B891C.jpeg

POR DIEGO PESQUEIRA Y TANIA HIDALGO
El Consejo Nacional de la Reforma del Estado (CONARE) y el vicerrector de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), Franklin García Fermín, coincidieron ayer en que la Constitución es una pieza obsoleta que no responde a las necesidades de la sociedad dominicana.

En tal sentido, están de acuerdo en la necesidad de que se produzca una reforma constitucional participativa.

Empero, García Fermín, plantea una reforma a la carta magna en el año 2008 a través de una constituyente, mientras que el CONARE entiende que se debe hacer una consulta popular a todos los sectores y de ahí sacar una propuesta final para someterla al Congreso.

Al participar en Diálogo Jurídico de Hoy manifestaron que lo más importante de la eventual reforma constitucional es que todos los sectores están de acuerdo en que se requieren cambios.

CONARE

Por la CONARE estuvieron presentes los directivos de la institución, Francisco Cáceres, subdirector técnico; Radhamés Martínez, director del Departamento de Participación y Género; Bienvenido Liriano, director de Reforma de Administración Pública y Nicolás Guevara, director de Reforma Política.

Expresaron que esa reforma constitucional debe ser una especie de pacto en el que participen todos los sectores de la sociedad.

“Necesitamos hacer esa reforma, el CONARE, como organismo coordinador de la reforma del Estado, debe facilitar, crear las condiciones para que todos los sectores de la sociedad puedan hacer oír su voz, presentar sus propuestas y nosotros posteriormente cuando la sociedad se ponga de acuerdo con relación a un proyecto determinado, entonces también facilitar su aplicación”, puntualizó Bienvenido Liriano.  Dijo que una posible reforma a la Constitución reflejaría un nuevo pacto social “que lo necesitamos porque la Constitución que tenemos se ha hecho sumamente obsoleta”.

En ese sentido, agregó hay una serie de problemas que se han generado en la sociedad dominicana que necesitan de un “basamento” jurídico.  

En otro orden, los directivos de la CONARE hicieron referencia a varios proyectos de Ley elaborados por la institución y que están pendientes de conocimiento en el Congreso Nacional, entre ellos el de ordenamiento territorial, de descentralización, de organización Municipal y el de participación.

Afirmaron que de aprobarse el proyecto de ley de Organización Municipal que cursa en la Cámara de Diputados, el Congreso Nacional no podrá crear nuevos municipios y se terminaría con el festival de divisiones territoriales de la República Dominicana durante un período de cinco años.

El proyecto congela la creación de nuevos municipios y crea una serie de requisitos, estudio previo de factibilidad y una comisión interinstitucional, antes de conocer propuestas de nuevas unidades territoriales.

Asimismo, establece la autonomía financiera  de los municipios, la competencia para la gestión de sus tributos propios y dispone entre otros aspectos, que la fiscalización externa de sus cuentas y de su gestión económica es función propia de la Cámara de cuentas.

El proyecto fue elaborado con los auspicios del Consejo Nacional de Reforma del Estado (CONARE), la Federación Dominicana de Municipios (FEDOMU), organizaciones de la sociedad civil y la cooperación internacional.

Este proyecto ha sido reintroducido cuatro veces en la Cámara de Diputados, con el fin de modificar la ley 3455, que rige el ámbito municipal desde 1952 y que es considerada obsoleta, no acorde con los cambios surgidos en la sociedad, ni con la necesidad de otorgar la autonomía necesaria a los municipios para ser verdaderos agentes de desarrollo local.

El proyecto fue reintroducido por los legisladores, Hugo Núñez y Julio Pimentel, y es el producto de las propuestas elaboradas por el CONARE, FEDOMU, organizaciones de la sociedad civil y el apoyo de la Oficina Permanente de Asesoría del Congreso, así como de organismos de cooperación internacional.  

Conversaron los directivos de la CONARE sobre la importancia de cada uno de estos proyectos y los beneficios que implicaría su aprobación.

García Fermín

Para García Fermín la Constitución es una de la más atrasada y conservadora del continente, razón por la que se debe poner acorde con los tiempos.

“Es necesaria la reforma a la Constitución, porque es de las más atrasada y conservadora del Continente y se requiere ponerla a tono a los cambios que se producen de manera vertiginosa en el mundo”, precisó el catedrático.

Sostuvo, empero, que para lograr una reforma participativa, amplia y profunda, que implique cambios estructurales al sistema de organización política, un mayor reconocimiento de los derechos humanos y ciudadanos, se debe implementar el mecanismo de la constituyente.

“Si queremos garantizar una real reforma a la Constitución participativa y que implique los cambios necesarios, tiene que ser mediante diputados constituyentes electos únicamente para reformar la carta magna, que bien podría ser celebrada en las elecciones de mayo del año 2008, como planteó Participación Ciudadana”, precisó.

Defendió su planteamiento por entender que una eventual reforma no pude hacerse de manera precipitada.

García Fermín entiende que el primer paso a dar sería reformar los artículos 116 y siguiente de la Constitución, donde se establece el procedimiento para llevar a cabo la reforma.

Sostiene, además, que se debe crear un sistema de límites y contra peso, que hagan más funcional la Constitución, tal como la modificación del artículo 55, que a su juicio convierte al presidente de la República en una especia de Faraón.