Condenan violencia contra la mujer

PARIS (AFP).- Numerosas organizaciones se movilizaron ayer martes en el mundo entero para condenar la trata de blancas, la violencia conyugal, las ablaciones de clítoris o la prostitución forzosa, con motivo del día internacional de la eliminación de la violencia contra las mujeres, organizado por las Naciones Unidas.

La organización de defensa de los derechos humanos Amnistía Internacional (AI) señala que cada minuto se recibe en Gran Bretaña una llamada pidiendo ayuda por problemas de violencia doméstica.

“La violencia contra las mujeres y las niñas representa la violación de los derechos humanos más generalizada (…) Las violencias contra las mujeres y las niñas van más allá de las fronteras culturales, religiosas, políticas, sociales y económicas”, afirma Amnistía, agregando que 700.000 mujeres son violadas cada año en Estados Unidos.

En una letanía de cifras, AI recuerda que 120 millones de niñas y adolescentes son mutiladas sexualmente cada año, víctimas de la escisión.

Amnistía criticó sobre todo España, donde las mujeres maltratadas carecen de protección jurídica y financiera suficiente de modo que la mayoría vive en silencio su tragedia.

La República de Chipre, que se adhiere a la Unión Europea el próximo año, se convirtió en un importante centro de tránsito para la trata de blancas y las autoridades son en parte responsables de ello, según un informe del mediador de esta isla del Mediterráneo.

Más de 2.000 extranjeras transitan anualmente por Chipre antes de ser dirigidas hacia redes de prostitución en Europa, indicó Ilana Nicolau.

En Montenegro, un escándalo salpica al primer ministro Milo Djukanovic, al que la oposición acusa de haber “utilizado los servicios” de una joven moldava de 28 años, que según afirma fue secuestrada y obligada a prostituirse durante dos años en ese país.

En Francia, treinta personalidades firmaron una carta para denunciar “la violencia contra las mujeres”.

El Consejo sueco para la prevención de los crímenes (SKR) afirma que aumenta el número de actos violentos conyugales y de violaciones.

Alrededor de 65.000 danesas son víctimas cada año de violencias, pero sólo 5.000 de ellas interponen una querella, según la ministra danesa de Asuntos Sociales y de la Igualdad entre los sexos.

En Portugal, la Asociación de apoyo a las víctimas registró el año pasado 17.000 casos de agresiones cometidas contra las mujeres.

En 2002, la Federación de mujeres chinas registró en un país cien veces más poblado que el anterior 36.600 querellas por violencia conyugal, pero las cifras reales son muy superiores ya que estos hechos no suelen ser denunciados a las autoridades.

Según una investigación, la mitad de los incidentes se solucionan en el núcleo familiar y se saldan con la venganza de la víctima.

En Sudáfrica, casi 150 mujeres son violadas a diario.

En Camboya una ministra recalcó que la violación era utilizada en numerosos países como arma de guerra para humillar y romper familias y comunidades.