Conductora peruana Laura Bozzo en libertad

LIMA (AP).- La conductora peruana de Telemundo, Laura Bozzo, abandonó el domingo a la medianoche el estudio Monitor donde cumplió tres años de arresto domiciliario por presuntos vínculos con el procesado Vladimiro Montesinos, informaron ayer medios de prensa.

Días atrás, la conductora solicitó a la Tercera Sala Penal Especial de la Corte de Lima que cambie su detención domiciliaria tras permanecer 36 meses con restricción de su libertad sin que se haya dictado sentencia. Dicho tribunal declaró procedente el pedido.

Minutos después de que la conductora abandonó el estudio Monitor, donde graba un programa de conversación para la cadena Telemundo, Bozzo se dirigió a una fiesta en un conocido hotel en Miraflores, al sudoeste del centro de Lima, junto a su pareja, el argentino Christián Suárez, informó Canal N.

Fuera de las instalaciones del hotel, Bozzo dijo a la prensa con lágrimas en los ojos: “Nadie puede valorar la libertad hasta que la pierde”. “Seguiré trabajando por mi país”, añadió.

Según una nota de prensa del Poder Judicial, la sala decidió mantener el impedimento de salida del país que la procesada tiene desde el 17 de julio del 2002, cuando se le abrió instrucción penal por supuestos vínculos con Montesinos Torres, ex asesor presidencial del prófugo ex presidente Alberto Fujimori.

Laura Bozzo cumplió su detención domiciliaria en las instalaciones de la productora Monitor en el distrito de San Borja, en Lima, después de fijar esta dirección como su domicilio legal.

Bozzo es juzgada por los presuntos delitos de asociación ilícita para delinquir y peculado en agravio del Estado, por presuntamente haber recibido dinero de Montesinos, actualmente procesado por la justicia peruana.