Confirma país compraría nuevos aviones y barcos

POR MANUEL JIMENEZ
El gobierno dominicano avanza negociaciones formales para dotar a la Fuerza Aérea y a la Marina de Guerra de aviones caza y lanchas de rápido desplazamiento para garantizar la seguridad de los espacios aéreos y marítimos ante el aumento del tráfico de droga.

Esta información fue confirmada por el presidente de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), mayor general Rafael Ramírez Ferreira, quien, sin embargo, se abstuvo de entrar en detalles sobre las negociaciones.

“Esos equipos estarán en el país más rápido de lo que usted se imagina”, aseguró Ramírez Ferreira, siempre sin entrar en detalles sobre el tipo de aviones y de embarcaciones ni de la forma en que serían suplidas al país.

Semanas atrás, el presidente Leonel Fernández presenció en la Base Aérea de San Isidro, al Este de Santo Domingo, una exhibición a cargo de un avión Súper Tucano, de fabricación brasileña, de mucha demanda actualmente en toda la región.

Colombia adquirió a principios de este año una flotilla de 25 aviones de este tipo que son utilizados en labores de interdicción de naves que transportan drogas, especialmente.

En cuanto a las lanchas de desplazamiento rápido, Ramírez Ferreira tampoco entró en detalles, aunque algunas fuentes dicen que serían suplidas por Estados Unidos.

“Están creadas las condiciones para que nosotros podamos aumentar la seguridad en ese mar, en la frontera y en nuestro espacio aérea para frenar el narcotráfico”, dijo el oficial militar, quien reconoció la ayuda que presta el presidente Fernández a la DNCD en la lucha contra el mal del tráfico de las drogas.

“Recientemente le comunique al señor presidente que teníamos problemas de transporte, y ahí están ya unas camionetas nuevas”, dijo Ramírez Ferreira al comparecer como primer invitado a la Tertulia de Tele Centro” que auspicia el director de esta planta de televisión, Nelson Guillén. La Fuerza Aérea solo dispone actualmente de helicópteros y aviones de entrenamiento Pillan, de fabricación chilena. Estas naves solo pueden usarse en labores de supervisión aérea, pero no tienen poder de fuego para la interdicción de naves de transporte de droga. República Dominicana y Haití están considerados como puntos claves en el transbordamiento de la droga que sale desde Colombia hacia Estados Unidos y Europa.

Ramírez Ferreira reconoció, además, la ayuda que la Agencia Antinarcóticos de los Estados Unidos (DEA) presta a la República Dominicana en el combate de las drogas.