Conflicto entre Agricultura y Ganadería paraliza programas

Conflicto entre Agricultura y Ganadería paraliza programas

El Colegio Dominicano de Médicos Veterinarios (Colvet) denunció que por un conflictos entre el ministro de Agricultura y el director de Ganadería están paralizados los programas de control de la Peste Porcina Africana (PPA) y de brucelosis y tuberculosis.

El presidente del Colvet, doctor Félix Flores, advirtió al presidente Luis Abinader que si no soluciona ese conflicto, el virus de la Peste Porcina Africana se podría prolongar por tiempo indefinido en el país.

Flores señala, en una carta enviada a los medios de comunicación, que el problema entre el ministro de Agricultura, Limber Cruz, y el director de Ganadería, Geovanny Molina, impide el desarrollo de los programas PPA, de brucelosis y tuberculosis.

Precisa que “se trata de una situación insostenible y mortificante, porque afecta la aplicación de las líneas institucionales de mando e impide la ejecución de los servicios de asesoría técnica que en sanidad y producción deben dar los veterinarios a los productores pecuarios”.

Puede leer: Blanco deplora reformas constitucionales han sido por un interés particular

Detalles

Dice además, que “una situación mortificante son los atropellos contra profesionales y técnicos, a los cuales de manera inusual e ilegal se les han rebajado los sueldos que devengaban hace más de 15, 20 y hasta 30 años. Eso no había sucedido nunca” en Ganadería.

Indica que a todo eso “se agrega la retención por más de cuatro meses del pago de los incentivos que de manera regular entregan a las autoridades las empresas navieras y líneas aéreas para los profesionales que trabajan en cuarentena animal de los puertos y aeropuertos del país, cubriendo horarios corridos de hasta 24 horas”.

El presidente del Colvet explica que todo eso sucede ante la mirada indiferente de las autoridades, “por lo que exhortamos a que alguien con potestad para hacerlo, ponga fin a la crisis que atraviesa la institución (Ganadería), cuyo rol es implementar las políticas públicas de producción de alimentos de origen animal y garantizar su inocuidad”.

Considera que “como tal, la Dirección General de Ganadería, por ser la principal institución empleadora de médicos veterinarios en el país y el rol que desempeña, amerita su fortalecimiento y la atención debida”.

Precisa que la prolongación del conflicto perjudicará a los veterinarios y a la población.

Publicaciones Relacionadas