Congreso de Neurociencias “Dr. Paliza López” (MED-76)

d4

El XXV Congreso Internacional de Neurología y Neurocirugía celebrado en Bávaro a principio de mes estuvo dedicado al prominente Neuroradiólogo Dr. José Miguel Paliza López, a quien me unen afectos muy especiales en razón de que ambos somos de la misma promoción médica, MED-76. Nos dictó la conferencia “Los periplos de un Neuroradiólogo”. Mientras él hablaba volví a vivir los recuerdos de las aulas, que hoy al paso de los años reconozco estaban cargados de ilusiones, pero más de compromisos. Rememoré aquellos “esbeltos” jóvenes con patillas, grandes bigotes, afros y pantalones de poliéster que llegamos a las aulas universitarias, unos mozalbetes con los miedos propios de la edad, los cuales logramos comprendernos y compenetrarnos muy bien como promoción, esperando el ansioso el día de nuestra graduación.
Hoy esas maletas de los recuerdos se encuentran coronadas al pasar los años con exitosas prácticas muy activas en cada uno de nuestros campos, con nuestras conciencias satisfechas y duplicadas por la experiencia. Hoy vemos que nuestras valijas están llenas de: sabiduría, trascendencia, comedimiento y destrezas. Ambos tenemos el muy alto honor de haber sido reconocidos como “Maestros de la Medicina Dominicana”. Doy fe pública de su gran inteligencia, siempre fue un valiente en la búsqueda de una meta propia y original. Soy de los que defiende que hay personas que tienen un espíritu superior, son aquellas que deciden trascender hacia el más alto grado en el campo que sea, y que ello solo lo logran individuos con “cerebro y personalidad”. No es sustancia, no es un ente del que los actos sean la manifestación o la consecuencia, sino que debemos valorar la actividad realizada, la obra de vida en servicios que se evidencien, el ímpetu creador para el bien de los demás, actualidad pura en lo científico, es la combinación del “ser” junto al “hacer” lo cardinalmente importante en la vida de cada ser humano. Creo firmemente que la vida del verdadero médico exitoso, se determina por principios éticos, por valores puros, por su actitud íntima, por su dedicación, que solo se logra cuando superamos la objetividad empírica y adscribimos nuestras vidas en esa acción de servicio al prójimo, que como ápice de la realidad se manifiesta en el día a día, en un vivificante humanismo solidario que es la razón de ser de esta profesión hipocrática que escogimos. De esta profesión Paliza, es un cimero ejemplo.
Cuando el Doctor Julián Sued, quien preside la Sociedad de Neurología y Neurocirugía, me pidió que moderara la solemne noche inaugural del congreso nuestro, lo acepté muy gustoso. Correspondió al Dr. Diógenes Santos presentar la hoja de vida del Dr. Paliza, egresado de la Universidad de Marsella, Francia, en Neuroradiología y Radiología Vascular y con un extenso currículo, rico en acciones hospitalarias, docencias, publicaciones científicas y reconocimientos. Sin embargo, a mi humilde modo de ver, lo más importante en su accionar médico es su disposición de servir, su dedicación como auxiliar experto para todos los que hacemos neurociencias siempre lo ha hecho con un ímpetu solidario, en una realidad basada en la finura de su trato y sus sólidos conocimientos, en procura de ayudarnos a todos nosotros en hacer diagnósticos acertados para el bien de quienes nos debemos, nuestros pacientes.
En su disertación dio las gracias a los doctores Juan Taveras, Diógenes Santos y en especial al Dr. Miguel Aristy, mi siempre muy distinguido amigo, pues en su servicio del Hospital Luis E. Aybar el Dr. Paliza dio los primeros pasos. Agradeció también al Dr. Ney Arias por haber traído el primer tomógrafo público al país. Asimismo, el Dr. Paliza señaló que desde su llegada al país en el 1979, las cosas en nuestro terruño han cambiado para bien y en la actualidad existen 130 tomógrafos y 56 resonadores para resonancia magnética. Un abrazo fraterno al distinguido colega y amigo y a su bella familia, en él se cumple: “ad augusta per angusta” (la gloria se consigue luchando). Finalmente, me permito destacar que en su muy merecido homenaje hice también una extensiva distinción a todos los destacados colegas de la muy refulgente promoción médica MED-76 y sirva el presente para anunciarles que nos reuniremos en Bávaro del 7 al 9 de octubre (809-307-9125). ¡Los esperamos a todos!