Congreso mexicano aprobó ley promover uso etanol

MÉXICO,  (AFP) – La Cámara de Diputados aprobó una ley para la promoción y desarrollo de biocombustibles como etanol y biodiesel a partir de la caña de azúcar y el maíz, grano que es base en la alimentación mexicana, en medio de una polémica entre países de la región por el impulso a ese energético.

México se sumó así a Estados Unidos y el líder en producción de etanol para combustibles, Brasil, después que el proyecto, que ya había sido aprobado por el Senado, recibió la noche del jueves 243 votos a favor, 128 en contra de la izquierda, y siete abstenciones.

“Se impulsará la agroindustria de la caña de azúcar y maíz para la producción de etanol y el de plantas oleaginosas para la de biodiesel”, establece el texto, aprobado antes por el Senado.

La nueva ley “promoverá el uso de etanol como oxigenante en las gasolinas, impulsará la producción agrícola y se fomentará el desarrollo de biocombustibles de uso automotriz”.

Legisladores del gubernamental Partido Acción Nacional (PAN, conservador) y el Revolucionario Institucional (PRI, en el poder más de 70 años hasta 2000), consideraron que la ley es clave para la autosuficiencia energética y el impulso de la producción agrícola. El yacimiento de Cantarell (Golfo de México), el mayor de este país latinoamericano, está en declive desde 2004 y se estima que su producción bajará de 1,7 millones de barriles diarios registrados el año pasado a 1,525 millones en 2007. Además de que las leyes mexicanas no permiten la inversión privada en este sector.

Sin embargo, diputados del Partido de la Revolución Democrática (PRD, izquierda), segunda fuerza en la Cámara baja, consideraron que la ley de bioenergéticos pone en riesgo la seguridad y soberanía alimentarias.

“Tenemos una deficiencia en alimentos que se traduce en una dependencia alimentaria sujeta a los vaivenes del mercado internacional”, expuso la diputada perredista Adriana Díaz. El grano constituye la base para la elaboración de la popular tortilla, el pan de los mexicanos, quienes meses atrás llevaron a cabo movilizaciones contra el alza del producto, cuyo valor se estabilizó tras un acuerdo entre el gobierno y los productores y comercializadoras del sector.

En México el maíz ocupa el primer lugar en superficie sembrada con ocho millones de hectáreas y una producción promedio de 21 millones de toneladas de maíz amarillo en grano (93% maíz blanco y 7% maíz amarillo).