Consecuencias que la falta de sueño tiene en los niños

niño sueño

Los niños que duermen muy pocas horas tienen más problemas físicos, emocionales y sociales que los que descansan el tiempo recomendado, según un estudio denominado “El patrón de sueño clásico”, donde este tuvo los mejores resultados.

De acuerdo a una publicación recientemente del portal Terra, en su sección Vida y Estilo, el autor principal de la investigación, Christopher A. Magee, de la Universidad de Wollongong, Australia, explicó que su equipo utilizó información de Medicare Australia de unos 3000 niños para evaluar la salud y la calidad de vida cuatro veces entre el nacimiento y los siete años.

También se realizó un estudio similar sobre mil niños, desde que tenían seis meses de vida hasta los siete años. En ese período se observó que los niños que dormían muy pocas horas de manera crónica tendían a tener más grasa corporal a los siete años que los que dormían más horas.

Los niños que dormían menos tiempo, según comentó, eran dos veces más propensos a ser obesos que los que rara vez o nunca dormían pocas horas. Eso, según dijo, describe un aumento significativo del riesgo.

En su estudio, los niños que dormían poco tenían también más grasa acumulada en el abdomen que los que más horas dormían.

Al combinar los resultados de ambos estudios, se llegó a la conclusión de que el patrón de sueño infantil está asociado con una enorme cantidad de áreas de la salud, según comentó por teléfono.

La Fundación Nacional del Sueño y el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de Estados Unidos recomienda que los bebés duerman más de 12 horas por día, que los niños de hasta cuatro años descansen entre 10 y 11 horas diarias y que los niños de hasta siete años no duerman menos de 10 horas por noche, apuntó Terra.