Consejos al bañar a tu bebé: No hagas  este momento estresante

http://hoy.com.do/image/article/479/460x390/0/A33E9DDF-0241-4CCD-8B24-62B893E44024.jpeg

Por la falta de tiempo muchas mamás sin querer, hacen del momento del baño de sus hijos, un momento estresante e indeseable. Expresiones tales como “vamos, entra al baño; rápido, rapido que se hace tarde; voltéate; qué esperas” son típicas en familias estresadas, por eso en Salud te aconsejamos a que te olvides del mundo en ese momento y dediques unos minutos de paz y relajación a tu pequeñín, teniendo mucho cuidado cuando son bebés, por los peligros que representa caer de la bañera, un resbalón repentino y lamentable e inclusive problemas gastrointestinales al tomar accidentalmente del agua del baño. Aquí te ofrecemos algunos consejos para hacer del baño un momento especial y placentero, que tu hijo siempre deseará.

Es muy buena idea que el baño sea antes de acostarlo a dormir, ya que lo relajará y seguramente dormirá mejor después de toda esta actividad. Es fundamental contar con todo lo necesario para el baño del bebé, y poder de esta manera transmitirle una sensación de bienestar y serenidad a tu hijo. Como primera medida debes tener bien claro que el baño del bebé debe ser en primer lugar un momento de placer y en segundo lugar de higiene. Pasar un rato todos los días sumergido en agua cálida relajante y refrescante será el momento ideal para un contacto especial entre la mamá y el bebé, donde el padre también podrá participar.

Además necesitarás de armarte de un equipo especial que a continuación detallaremos: Lo ideal es una bañera plegable ya que sus blandas paredes impiden la posibilidad de cualquier golpe para el bebé.

Tiene la altura ideal para manejar al bebé fácilmente y casi todas traen acoplado algún sistema que sirve de cambiador, que puedes utilizar para el secado y para jugar un poco con él.

Saber más

Limpieza de bañera

Es conveniente mantener impecablemente limpia la bañera con productos específicos y no tóxicos. También es muy placentero compartir el baño en la bañera de la casa, en donde el bebé tendrá la opción de practicar un poco más de gimnasia.  No dejes que el bebé tome frío antes de introducirlo en la bañera, manténlo arrullado con la toalla que usarás para secarlo.