Evita mantener el abanico muy cerca: recomendaciones ante ola de calor

Evita mantener el abanico muy cerca: recomendaciones ante ola de calor

Las altas temperaturas podrían causar síntomas severos, afecciones serias para la salud tales como insolación, golpes de calor o empeorar enfermedades crónicas que ya padecen las personas, en particular las cardiovasculares y respiratorias.

A propósito de esto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha realizado una serie de recomendaciones para prevenir los efectos negativos del calor.

1. Medir la temperatura del interior de los edificios. asegúrate de que las temperaturas del interior de tu casa no supere los 32 grados centígrados en el día y los 24 grados durante la noche.

Puede ser de tu interés: Ola de calor provoca deshielo “masivo” y récord de temperatura en Groenlandia Copenhague

2. Debes abrir las ventanas por la noche y durante las primeras horas de la mañana, y cerrarlas durante el día. De esta manera , evitas que durante las horas más calurosas del día entre el calor y ayudas a que en la noche, la casa se refresque.

3. Evita mantener las luces encendidas, ya que así reduces el calor interno producido por los bombillos. Lo mismo se recomienda en el caso de los aparatos eléctricos, que de preferencia deben desconectarse.

4.- Evita el uso excesivo de los abanicos ya que esto puede causar deshidratación, en particular si la temperatura exterior excede los 35 grados.

5. Se sugiere que el abanico no esté muy cerca de las personas, ni apuntar todo el tiempo directamente al cuerpo.

6. Utiliza deshumidificadores. El efecto de reducir la humedad puede ser útil en áreas con fuerte humedad, pero donde la temperatura no es excesivamente elevada.

Asimismo, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) recomienda los siguientes consejos:

  • Informarse sobre alertas y pronóstico meteorológico.
  • Evitar exponerse al sol durante las horas de mayor calor.
  • No dejar niños o ancianos desatendidos en vehículos estacionados.
  • Evitar hacer ejercicios o actividades intensas al aire libre sin protección.
  • Consumir agua cada dos horas, aún sin tener sed.
  • Mantener la vivienda fresca cubriendo las ventanas durante el día y usando aire acondicionado o ventilador en las horas de más calor.

Más leídas