Consejos paras superar la ansiedad

Mide la dimensión de los problemas. La mayoría de las veces, la ansiedad es más intensa de lo que la situación justifica. Las personas con ansiedad parecen no poder relajarse.

Intenta dormir. El descanso es fundamental, aunque muchas veces te cueste conciliar el sueño o permanecer dormido debido a las preocupaciones y síntomas físicos que acompañan a la ansiedad.

Evita el desánimo. La tristeza, apatía, cambios en el apetito o el sueño, y la dificultad de concentración, que muchas veces te acompañan, pueden ser tratados.

Relaja tus músculos. La tensión muscular que se produce en momentos de ansiedad puede provocar contracturas y una tensión mental que disminuye tus capacidades. Prueba técnicas de relajación.

Respira correctamente. La ansiedad provoca respiración superficial y entrecortada. Aprender técnicas de respiración diafragmática ayuda a ventilar los pulmones y a oxigenar la sangre.

Busca compañía y apoyo. No te recluyas en casa; las relaciones sociales te pueden dar sentimiento de compañía, autoestima y nuevos puntos de vista.

Cuida la alimentación. Recuerda que una dieta variada y equilibrada, abundante en alimentos frescos y fibra, y de bajo contenido graso y azúcares, te ayudarán a encontrarte bien.