Consejos prácticos que ayudan a determinar si padece de halitosis

No permitas que le salgan corriendo, que le eviten conversaciones  de cerca, que un  susurro suyo al oído en vez de una melodía se convierta en una eterna y desagradable experiencia, haga de sus conversaciones un encanto o al menos soportable, que su interlocutor no se vea en la necesidad de parar la respiración debido a su mal aliento.

La halitosis (mal aliento) es un mal que muchas personas padecen pero que  la mayoría de las veces ignoran, hay casos incluso en que personas afectadas, quizás por no saberlo son las que más de cerca les gusta conversar.

Pero, ojo! tal vez crea que se trate de un simple mal aliento,  que puede ocurrir incluso de manera ocasional, ya sea porque has tomado alguna bebida aromática o alcohólica, o porque haya tenido comidas muy condimentadas,  con ajo, cebolla  o hierbas fuertes, pero de lo contrario este podría tener serias causas de salud.

El síntoma o signo  de la halitosis es el  mal aliento en la cavidad bucal, lo que podría deberse  a problemas propios de ésta u otra área más graves como sería el aparato digestivo.

Si el problema se sitúa solo en la boca, es decir que tenga que ver con alguna pieza dentaria con caries, bacteria  o gérmenes en la lengua, el caso tendría solución con la visita al especialista de la odontología, pero, si tiene que ver con las vías digestivas, entonces recaería donde  el gastroenterólogo.

Expertos en la materia aseguran que la  halitosis podría ser leve, moderada o crónica y que puede ser  provocada por bacterias, las cuales según estudios,  afectan al 25% de la población en general.

Estimaciones al respecto dan cuenta de que  más del 50% de las personas podrían padecer de mal aliento en  algún momento.

Halitosis común. Normalmente  podría ocurrir al levantarse en la mañana,  tras  dormir varias horas en cualquier hora del día, si las cavidades bucales han permanecido durante muchas horas cerradas o en  reposo,   haciendo escasa la producción salivar, y en personas que pasan de los  50 años de edad.

Causas de la halitosis. Esta puede  deberse a  múltiples  causas, desde una  escasa higiene bucal, hasta  enfermedades catastróficas  como el cáncer de pulmón y  gastritis crónica.

También se produce por la descomposición bacteriana de restos de alimentos entre los dientes,  saliva,  células de la mucosa oral o de sangre,  las que producen sustancias  ácidas grasos, entre estas  el ácido butírico, ácido propiónico, ácido valérico y componentes de sulfurados derivados de las proteínas como la putrescina y cadaverina.

Generalmente, la halitosis que se produce por estas sustancias ocurre en la cavidad oral.

Tratamiento. Si se debe  a  gastritis crónica, el tratamiento a seguir es vía gastroenterólogo para su alivio  o cura, y, si es por otras patologías propias de la cavidad dentaria, entonces la cita es con el odontólogo para una guía de higiene que irá desde  el uso de hilo de seda dental para eliminar los restos de comida  entre los dientes, hasta el adecuado cepillado  incluyendo lengua, mínimo tres veces al día o  después de cada comida, y sobre todo antes de ir a dormir por las noches

Los especialistas  recomiendan  un cepillo de cerdas  suaves si es de los que tiene   encías que sangran, y una pasta de dental  libre de  flúor.

ZOOM

Otras opciones contra la halitosis

Masticar chicle sin azúcar entre las comidas o entre los intérvalos del cepillado, ya que esto ayuda a aumentar  la producción de saliva y por tanto a evitar el mal aliento.  Ingerir abundante de agua, entre uno y dos litros  al día, esto  favorece también la producción de saliva.

Tener cuidado y saber lidiar con el  tabaco, si fuma, alcohol, café y alimentos de intenso sabor u aroma.