Constanza necesita ayuda

Los productores agrícolas de Constanza difícilmente se quejan, a menos que algo superior a sus capacidades les esté afectando. Y este parece ser el caso. La Unión Nacional de Productores Agrícolas (Unaproda) está pidiendo la ayuda oficial para renegociar deudas por más de RD$5,000 millones que tienen con el Banco Agrícola, otras entidades financieras y suplidores. La deuda se les ha hecho inmanejable y es bueno saber las causas.

Constanza es una zona con ventajas naturales para determinados renglones de producción. Su prosperidad ha estado basada en la agropecuaria y rara vez los productores se sienten acorralados, como parece ser el caso. Los problemas les han hecho reducir sus siembras y han minado su capacidad para estar al día con las acreencias. Ahora apelan al Gobierno para que les ayude a renegociar sus débitos en base a tasas de interés más bajas.

El Gobierno debería tomar carta en las peticiones que hacen los productores de Constanza. La actual sequía, entre otras cosas, podría ser parte de la causa de las dificultades actuales de esa demarcación tan próspera y dependiente de la producción agropecuaria. El Presidente, que ha implantado un exitoso estilo de apoyo a los pequeños y medianos productores del campo, bien podría tener una fórmula de alivio para los problemas planteados.

Por los partidos emergentes

Los partidos no tradicionales constituyen una oferta política válida para una sociedad que insistentemente asocia las dificultades del país al estilo de las organizaciones tradicionales, los grandes partidos. Y un puñado de estos grupos emergentes, algunos de los cuales han escalado peldaños importantes en las encuestas de preferencia, entienden que se ha hecho más larga de la cuenta la espera de las decisiones de la Junta Central Electoral sobre las solicitudes de reconocimiento que han sometido conforme dispone la ley.

Se trata de opciones políticas que enfatizan en diferenciarse del estilo y los principios de las grandes organizaciones. Los emergentes necesitan el fallo de la Junta para saber a qué atenerse en cuanto a sus respectivos planes y programas ¿Cuánto más tendrán que esperar por ese derecho?