Consuelo Despradel se queja por el trato en informaciones

http://hoy.com.do/image/article/418/460x390/0/7656336B-9501-4212-B99C-7F5E9414E150.jpeg

La comunicadora Consuelo Despradel expresó ayer su inconformidad por la forma en que se han manejado dos noticias en las que se ha hecho referencia a su persona. A continuación, el texto íntegro de la carta que envió.

“Estimado Bienvenido:

Para ya no dejar de lado lo que parece ser una fijación con mi persona de una periodista del staff de ese querido diario, y digo querido porque Hoy a pesar de ser propiedad de don Pepín lo sentimos todos muy nuestro,  la señora Odalís Mejía,  por segunda vez que reporta algo que tiene que ver con alguna participación mía en algún evento, lo hace  mal informando y lo extraño es que a ti no te haya extrañado esa obvia fijación que tiene esa periodista conmigo.

La primera vez, fue cuando la pasada Cumbre que la periodista reportó que existía un disgusto con la moderación que yo estaba llevando en la Mesa Migración y Frontera –papel para el cual fui elegida por la gran mayoría de participantes  al igual que los demás integrantes de la misma, como el doctor Carvajal Suero fue elegido relator, y que dicho sea de paso fue dirigida magistralmente por el doctor Justo Pedro Castellanos, rector de la Universidad Apec-, y  le adjudicó esas declaraciones de disgusto al sacerdote jesuita Mario Serrano quien rápidamente al otro día aclaró, en ese mismo periódico, que  no era cierto que él hubiese dicho lo que la periodista Mejía dijo que él dijo.

En esa ocasión, conversamos telefónicamente con don Pepín al respecto, porque ya notamos una mala intención en la información, a lo que don Pepín, como siempre, nos escuchó y terminó diciéndonos algo como, “es al árbol que da fruto al que se le tiran piedras”.  Don Pepín es testigo de lo que digo.

 (Luego me enteré  de que es que  la señora Mejía tiene vínculos con los sacerdotes jesuitas y entendí todo mejor ).

Con respecto a mi papel de moderadora, como le dije a don Pepín, sólo tienen que preguntarle tanto al presidente de la Mesa como al propio Monseñor Agripino Núñez Collado, quienes tuvieron palabras de elogio para mi actuación, nada fácil, dicho sea de paso, porque en dicha Mesa estaban representados intereses diversos que tienen que ver con el asunto de las relaciones dominico-haitianas.

Ahora vuelve la señora Mejía a decir en una crónica de este domingo, que  Consuelo Despradel  fue “insultada por algunos que favorecen la fábrica”, a mi llegada a Gonzalo, desde donde transmitimos el sábado un programa especial de El Gobierno de la Tarde, con el tema de la cementera en Los Haitises.

Mire, don Bienvenido, no dudamos que “algunos que favorecen la fábrica” no sólo quieran insultarme, -a mucha honra- sino  hasta más de ahí;  pero la verdad es que ese protagonismo de mi persona, no fue real, primero, porque,  yo llegué a Gonzalo con todo el grupo de El Gobierno de la Tarde, encabezado por el doctor Víctor Gómez Bergés, el doctor Ricardo Nieve, el doctor Aníbal Herrera, (ya don Willy Rodríguez, director de la Zeta estaba transmitiendo y había llegado primero que todos), y la verdad es, que no recibimos ninguna manifestación de rechazo de absolutamente nadie, a nuestra llegada, y durante la transmisión sólo una persona le voceó algo al doctor Nieve, y luego se dijo que al parecer, era un empleado de la Secretaría de Medio Ambiente.

Gracias, Bienvenido,  por publicar la presente, y a la periodista Mejía, que a lo mejor si nos conociéramos personalmente, ella diluiría un poco los prejuicios que tiene sobre mi persona, y  pudiera informar con menos obnubilación. 

Un saludo de hermana, y ¡No a la cementera en Los Haitises!”.