Cónsul de Líbano informa Israel asesinó 426 personas

http://hoy.com.do/image/article/107/460x390/0/AEFDDA5B-76BC-4E3C-B223-98F7601E3444.jpeg

POR YNDIRA CONCEPCIÓN
El cónsul del Líbano en el país, Adib Bassa, consideró una injusticia contra su pueblo los constantes bombardeos de parte de Israel a civiles inocentes que ha obligado a unas 700 mil personas abandonar sus hogares y asesinado a 426 personas, entre ellos 355 civiles y 29 militares.

Asimismo pidió a todos los países levantar la voz para dar alto al fuego y poner punto final a las negociaciones y dar una paz verdadera en el Medio Oriente y al Líbano en especial.

Bassa explicó “no es justo, que un país desarmado casi sin  ejército sea invadido por un  país vecino por séptima vez, que se llama Israel, este invasor lo único que quiere es destruir al Líbano, hoy por hoy están destruyendo toda la  infraestructura, haciendo una matanza de civiles libaneses ancianos, niños y mujeres que ha llevado a más de 700 mil personas a abandonar sus casas”, dijo

El diplomático se mostró acongojado al momento de depositar una ofrenda floral en la plaza del Inmigrante para pedir el cese al fuego contra ese país oriental, al acto acudieron simpatizantes de los partidos Fuerza de la Revolución, Movimiento Nueva República, Partido Bochista Dominicano y del Partido Reformista Social Cristiano.

La plaza está ubicada en la intersección entre la calle Ortega y Gasset y 27 de Febrero de esta capital.

Al depositar la ofrenda fueron soltadas dos palomas como símbolo de paz, en el que Bassa señaló que Hézbola es un partido de Libaneses, una resistencia que tuvo que ser formada para desalojar a los israelitas que durante 22 años ocuparon el sur del Líbano sin hacer ninguna mención ni sacrificio para cumplir con la resolución de las Naciones Unidas.

“Si hoy existe ese partido que se llama Hézbola, es por culpa de las potencias mundiales y de las Naciones Unidas que no hicieron cumplir la resolución de la 425”, sostuvo

La resolución 425 de marzo de 1978 exigía la inmediata e incondicional retirada israelí del Líbano, país que invadió poco antes. En 1982, volvió a hacerlo y bombardeó el país. El 24 de septiembre de ese año, la Asamblea General condenó la masacre de civiles palestinos en Beirut. El ejército mantuvo ocupado el sur del país de los cedros hasta mayo de 2000, fecha en que finalmente se retiró.

Bassa pidió acabar con la matanza de los libaneses civiles que no cuentan con ninguna defensa, los cuales están siendo bombardeados por aviones y tanques de todos los calibres.

Desde el 12 de julio la ofensiva israelí ha asesinado 246 personas entre ellas 355 civiles y 29 militares, así como policías palestinos y cuatro observadores de las Organizaciones de las Naciones Unidas (ONU), según la agencia de noticias internacionales AFP.

El último ataque perpetrado contra los libaneses y palestinos fue realizado ayer en la Franja de Gaza donde fueron muertos 29 palestinos.